La influencia perniciosa de Paramadvaiti

Paramadvaiti y su discípulo Sadhu Maharaja.

por Radha Krishna das

Acabamos de leer en la nota anterior las lecciones que Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakur destila del pasatiempo del Señor Caitanya y Chota Haridasa.

Antes que nada debemos entender el contexto histórico en el que vivieron él y su padre, Srila Bhaktivinoda Thakur, en relación con el vaisnavismo gaudiya.

Básicamente Srila Bhaktivinode Thakur rescató el movimiento del Señor Caitanya de un total oscurantismo. En la segunda mitad del siglo XIX predominaban una serie de manifestaciones falsas del vaisnavismo llamadas asampradayas. Sobre esta triste realidad Srila Prabhupada dijo:

"Así, durante la época de Caitanaya Mahaprabhu, este movimiento de conciencia de Krsna se desarrolló muy bien. Después de Él estuvieron los seis Goswamis. Ellos continuaron su desarrollo. Pero entonces, como es la regla en este mundo material, que empiezas algo muy bueno pero con el tiempo las cosas se deterioran, este movimiento de la conciencia de Krishna vaisnava también se deterioró con el tiempo. Digamos que 250 años después de la desaparición de los Goswamins, todo se volvió muy ridículo. Los supuestos devotos... Sus representantes todavía existen. Se les llama prakrta-sahajiya. Prakrta-sahajiya significa abaratarlo todo".
(Conferencia, 7 de febrero, 1969, Los Angeles. Énfasis mío.)

Bhaktivinode Thakur identificó los asampradayas y los combatió, y a través de sus escritos y programas (como el Nama-hatta) redefinió la norma del vaisnavismo. Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati continuó esa labor, estableciendo mathas gaudiyas y haciendo un extenso uso de la imprenta y el idioma inglés para difundir las enseñanzas del Señor Caitanya.

Srila Bhaktisiddhanta en Nagar Sankirtan, Calcuta.

Fue en ese contexto de reestablecer las enseñanzas originales del Señor Caitanya --y diferenciarlas de las manifestaciones falsas que existían--, que Srila Bhaktisiddhanta hizo esas reflexiones sobre el caso de Chota Haridasa. En resumen, él quería dejar en claro que la vida de un sannyasi es de total renunciación, a diferencia de algunos asampradayas que usaban el tema del bhakti, el amor devocional, como una excusa para una vida licenciosa y divorciada del ejemplo personal del Señor Caitanaya.

Hay muchas descripciones sobre el comportamiento del Señor Caitanya con las mujeres en su papel de sannyasi. Cabe señalar que el Señor Caitanya fue casado en una etapa de su vida, y dio ejemplo ideal de tal. Pero cuando tomó votos de renunciación, se adhirió estrictamente a ellos, sin dar lugar a confusiones o malentendidos.

En el Caitanya Bhagavata (1.15.29) se Le describe así:

"En este avatar, Prabhu no consentiría escuchar la palabra 'mujer'. Esto lo sabe toda la Creación".

En el mismo Caitanya Bhagavata (1.15.17) se da una descripción adicional del comportamiento del Señor Caitanya con las mujeres, incluso antes de que se volviera un sannyasi.

"Sri Caitanaya Mahaprabhu nunca siquiera bromeaba con las esposas de otros. Cuando veía a una mujer acercarse, de inmediato le daba suficiente espacio para pasar y no hablaba con ella".

Srila Prabhupada cita el verso anterior y lo comenta en su significado del Caitanaya Caritamrta, Adi 17, 276:

"Él era extremadamente estricto en lo relativo a la asociación con mujeres. Sin embargo, los sahajiyas se presentan como seguidores de Sri Caitanya Mahaprabhu aunque tienen embrollos lujuriosos con mujeres. En Su juventud, el Señor Caitanaya era muy jocoso con todos, pero nunca bromeaba con ninguna mujer, y en esta encarnación nunca hablaba sobre mujeres".

Srila Prabhupada presenta una descripción adicional del Señor Caitanaya en la Introducción del Srimad Bhagavatam:


"El Señor era un sannyasi ideal. Ninguna mujer podía acercarse al Señor ni siquiera para ofrecerle respetos. Los asientos de las mujeres eran colocados lejos del Señor. Como maestro y acharya ideal, Él era muy estricto al llevar la rutina de un sannyasi. Aparte de ser una encarnación divina, el Señor era una personalidad ideal como ser humano. Su comportamiento con otras personas estaba también por encima de toda sospecha. En su comportamiento como acharya era más fuerte que un relámpago y más suave que una rosa".

Como si lo anterior no fuera suficiente para entender el comportamiento de un sannyasi, tenemos esta descripción de Srila Prabhupada sobre Sri Caitanya Mahaprabhu. Se encuentra en el Bhagavad gita 16,1-3, Significado:

"Quien pertenece a la orden de vida de renunciación debe seguir muchas normas y reglamentos. La más importante de ellas es que el sannyasi tiene estrictamente prohibida toda relación íntima con una mujer. Tiene incluso prohibido hablar con una mujer a solas. El Señor Caitanaya era un sannyasi ideal, y cuando estaba en Puri, Sus devotas ni siquiera podían acercársele a ofrecerle respetos. Se les instruía que se postraran desde lejos. Esto no es una señal de odio hacia las mujeres como género, sino que es la restricción que se le impone al sannyasi de no tener contacto cercano con las mujeres. Uno debe seguir las normas y reglamentos del estado particular de vida en el que se encuentre, para poder purificar su existencia. Para el sannyasi, están estrictamente prohibidas las relaciones íntimas con mujeres y la posesión de riqueza para complacer a los sentidos. El Señor Caitanaya Mismo fue el sannyasi ideal, y Su vida nos permite ver lo estricto que era en relación con las mujeres. Aunque se le considera la encarnación más liberal del Supremo, pues aceptaba a las almas condicionadas más caídas, obedeció estrictamente las normas y reglamentos de la orden de vida de renunciante en lo concerniente a asociarse con mujeres".

Cuando Srila Prabhupada habla de relaciones íntimas de los sannyasis con mujeres, ni siquiera se refiere a una relación sexual, sino a cualquier tipo de relación personal que incluya conversar, intercambiar miradas, tocar, hacer bromas, etc.

--Por favor Dizzy-dasi, cántame mi pranam-mantra.

Srila Prabhupada da una instrucción adicional al respecto en el Srimad Bhagavatam 2.4.20, Significado:

"Él [el Señor Caitanya] jamás ni siquiera escuchaba las oraciones que las deva-dasis ofrecían en el templo de Jagannatha, porque un sannyasi tiene prohibido escuchar canciones cantadas por el sexo bello".

En realidad hay incontables referencias adicionales de que un sannyasi debe ser sumamente estricto en sus votos de renunciación y celibato, y que debe evitar a toda costa asociarse con mujeres. No hay nadie más magnánimo que Sri Caitanya Mahaprabhu, y sin embargo Él mantuvo un comportamiento muy estricto como sannyasi. Srila Prabhupada era muy amoroso y cuidadoso con sus discípulos, pero nunca descuidó su ejemplo como sannyasi en sus tratos con la mujer.

Excepto por Paramadvaiti, ¿se imaginan a alguien de esta asamblea de sannyasis aplicando el "agarrón" devocional?

Paramadvaiti conoce perfectamente bien todo lo presentado arriba. Él sabe qué comportamiento debe tener un sannyasi, pues vio personalmente el ejemplo de Srila Prabhupada, vio a sus hermanos espirituales sannyasis tratando de dar un ejemplo ideal, y vio más adelante a los sannyasis de organizaciones vaisnavas de India. Creo que ninguno de ellos incluía abrazos a las féminas como parte de su obra pastoral.

Paramadvaiti creó una organización llamada World Vaisnava Asociation (la Asociacion Mundial Vaisnava), compuesta de grupos y templos de vaisnavas. Acabo de visitar su sitio internet en idioma inglés. Del lado derecho hay una larga tira vertical de color amarillo con una lista de Acharyas (maestros que enseñan con su ejemplo personal) Vaisnavas.

La lista está dividida en Acharyas del Pasado y Acharyas del Presente. Me pregunto, ¿cuántos de ellos se pusieron a dispensar "agarrones" como parte de su misión pastoral? Fuera de Siddhasvarupananda, de Hawaii, y de Atulananda "Acharya", creo que ninguno de ellos incurriría en semejante desviación.

Por consiguiente, Paramadvaiti no desconoce las normas que deben regir su comportamiento. Claro que las conoce, pero la triste realidad es que Paramadvaiti ya se desvió de la línea vaisnava que alega representar, y que Vrinda se ha convertido en una asampradaya... un pie de nota en la historia del auténtico Vaisnavismo.

Y digo que es una asampradaya porque Srila Prabhupada la describe como "abaratarlo todo", y eso es precisamente lo que ha hecho Paramadvaiti. No son solo los agarrones con las bhaktinas, sino también el nivel mental en el que se encuentra Vrinda, debido a que Paramadvaiti no canta sus rondas.

Y "abaratarlo todo" tiene un efecto pernicioso en Vrinda. Como Paramadvaiti no canta su japa, sus seguidores tampoco le dan ninguna importancia a ella. No solo eso, sino que los agarrones, los arrimones y las embarradas de pellejo, se vuelven la norma dentro de Vrinda debido al mal ejemplo de Paramadvaiti.

Sadhu Maharaja.

Hay un caso particular muy triste, el de un discípulo sannyasi de Paramadvaiti llamado Sadhu Maharaja. Él es de origen hindú, de una familia vaisnava muy noble, que incluso construyó antaño un templo en Vrindavana. Siendo de familia hindú, Sadhu Maharaja definitivamente conoce las normas que deben regir el comportamiento de un sannyasi.

--Pegaditos, para que salgamos en la foto.

Sin embargo, debido a la influencia perniciosa de Paramadvaiti, Sadhu Maharaja ya también se dedica a arrimarle el camarón a las devotas. Si Sadhu hubiese recibido una buena influencia, seguramente sería estricto y ejemplar en su comportamiento. Pero como es pupilo de Paramadvaiti "Manos Traviesas", no se puede quedar atrás a la hora de los agarrones.

La prueba contundente de esto es la foto que presentamos aquí. ¿Se les hace que esta imagen representa las enseñanzas de Srila Prabhupada, las lecciones de Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakura, o el ejemplo personal del Señor Caitanaya? Claro que no.

La mano detrás de la mano detrás de la fémina es la mano de Paramadvaiti. Es la mano que ha logrado "abaratarlo todo", es la mano que ha moldeado a McVrinda, es la mano que puede hacer señalamientos sobre todo... excepto sobre sí misma, es la mano amiga... tradición que obliga.

Por eso Srila Bhaktisiddhanta dijo en sus lecciones: "Aunque Sri Caitanaya Mahaprabhu, la Suprema Personalidad de Dios, es una encarnación de la misericordia, de todos modos dejó la compañía de un asociado personal suyo, Haridasa Junior, porque si no lo hubiera hecho, los pseudo devotos se hubieran aprovechado del error de Haridasa Junior y usarlo como una excusa para vivir como devotos y al mismo tiempo tener contactos sexuales ilícitos. Dichas actividades hubieran desmoralizado el culto de Sri Caitanya Mahaprabhu, y como resultado los devotos seguramente hubieran caído en una vida infernal en nombre de Sri Caitanya Mahaprabhu".

La imagen de Sadhu Maharaja aplicándole terapia de "agarrón" a la fémina definitivamente representa "una vida infernal" para un sannyasi, pero se justifica "en nombre de Sri Caitanaya Mahaprabhu".

Comentários

Postagens mais visitadas deste blog

ISKCON Pandemônio

El Mono Empalado 11