El Mono Empalado 11

CAPÍTULO 3 VIENTOS DE GUERRA

LOS DEFECTOS DEL GURU. LOS BEATLES SE ENROLAN


En los primeros dias de septiembre del 69, Brhamananda, el presidente de templo de New York estaba un día paseandose por la calle Houston, contemplando la posibilidad de trasladarse a un local mas grande en el 61 de la Segunda Avenida. Giró la esquina y de repente apareció una figura que le resultaba familiar, como a una manzana de distancia: se trataba de un hombre de mediana estatura, con la cabeza rapada, no llevaba bastón y no obstante cojeaba. Se parece a Kirtanananda, fue lo primero que le vino en mente a Brahmananda. Pero es imposible, ya que este se encuentra en India con Prabhupada. Ademas este que yo veo es un sacerdote católico.
Asi y todo, Brahmananda estaba obsesionado por el gran parecido y apretó el paso para verlo mas de cerca.
"Pero Kirtanananda, ¿ que estas haciendo aquí"? le gritó en cuanto se acercó a él y lo identificó.
"Hare Krshna Bramananda, respondió. "Prabhupada me mando a casa. Tengo que ir a Boston a dar una conferencia en la Universidad de Harvard."
"Tan pronto? Se sorprendió Brahmananda. ¿Pero que vestimenta es esa que llevas? Cuando te vi al principio pensaba que eras un cura."
"Eso fue todo idea de Prabhupada" replicó muy animado. Quiere ponerse en la onda. Hablamos mucho del tema en India. Decidimos que esta era la única manera de construir algo grande y solido. ¿Que piensas tu?
¿Prabhupada quiere que todos nosotros nos vistamos ahora así? No me lo puedo creer."
"Él esta muy cambiado. Es muy interesante ya que su único deseo es mostrar la grandeza de Krshna. El hecho de que un hombre de su edad tenga una mente tan flexible es un ejemplo de donde puede llevar la iluminación espiritual."
¿Que tipo de cambios? Preguntó Brahmananda cuando llegaban ya a la puerta del templo.
"Te lo contaré todo mañana, respondió Kirtananda, ahora estoy todavía bajo los efectos del viaje (jet-lag), pero no puedo esperar a predicar. Nuestro movimiento esta a punto de inflamarse. En menos de cinco años veras en este pais como salen elegidos devotos en el Congreso."
La noticia corrió como la pólvora: Kirtanananda estaba de vuelta y traía grandes noticias. Esa tarde todos los devotos así como los aspirantes a devotos se apiñaban en el templo para escuchar su clase. Lo que dijo resultó aun mas chocante que su indumentaria: Un traje clerical negro y una collareta blanca. Apenas si mencionó a Krshna, habló sobre todo de Brahman, el espíritu todo penetrante de Dios que esta presente en todo y en todos. Los devotos se miraban entre si atónitos. Kirtanananda se había convertido en mayavadi, un impersonalista que cree que Dios no tiene forma ni tampoco personalidad, ya que esta por doquier. Los mayavadis piensan que Krshna no es mas que una manifestación mas de entre las muchas manifestaciones de Dios. Por esta razón se les considera heréticos por los vaishnavas o adoradores del Señor Vishnu.
Brahmananda estaba apunto de reventar. Salió del templo como un torbellino y se fue directamente a su habitación. Allí se sentó en su mesa y escribió una larga carta a Prabhupada. Procuraba recordar de memoria todo el sermón, citando sus propias palabras y por supuesto no se le olvidó de mencionar el atuendo de cura que llevaba puesto.
¿Ud autoriza todo esto? Terminaba así su carta. "Por favor, responda tan pronto como pueda"
Pasaban la semanas y no llegaba respuesta de la India. El templo de New York se escindió en dos fracciones: los que apoyaban a Kirtanananda, alegando que era el primer sannyasi americano y el devoto de Prabhupada mas digno de confianza." Es un gran devoto, un visionario, el mejor predicador del movimiento."
Del otro lado estaba sus detractores. Los que estaban convencidos de que se trataba de un falso profeta y pronto empezaron a llamarlo el "Black Keith." Se intensificaron los rumores, por otro lado, de que había vuelto a vivir con Howard Wheeler que la pareja habían vuelto a su larga relación homosexual. Y lo peor de todo no es que el Black Keith se olvidó de Prabhupada y rara era la vez que lo mencionaba en sus sermones.
Brahmananda esperaba con intensa impaciencia la llegada del cartero. Pero su desencanto crecía día a día. Si tan solo Prabhupada no se hubiera ido a Vrndavan, donde no existía el teléfono.
Por fin, un día, a mediados de octubre apareció una carta de avión con su fino papel "air-mail." Brahmananda la escondió rápidamente bajo su dothi y salió corriendo a encerrarse en su habitación. El corazón le latía tan fuerte que no llegaba ni siquiera a respirar correctamente.
"Es increíble" gritó, tan fuerte que los devotos que estaban cantando rondas en el templo pudieron oirlo. Se sentó, se levantó y empezó a dar vueltas por la sala. Se paró otra vez y volvió a leer el paragrafo de nuevo: "Las noticias de las actividades de Kirtanananda me han causado un profundo desasosiego. Kirtanananda no ha entendido correctamente la filosofía de la Conciencia de Krshna… lo mejor que se puede hacer es prohibirle que hable en publico en cualquiera de nuestros actos. Queda claro que se ha vuelto loco y tendría que ingresar otra vez en Bellevue."
"Hare Krshna, dijo Kirtanananda mientras caminaba hacia el templo aquella tarde. "Da gusto verlos a todos juntos por primera vez"
Los devotos guardaban silencio. Kirtanananda camino hacia la mesa del prasadam y cogió un plato-
"Deja ese plato ahora mismo" le ordenó Brahmananda.
¿Que es lo que estas diciendo? Le respondió Kirtanananda.
"Mira lo que acaba de llegar hoy de Prabhupada" dijo mientras avanzaba hacia él con la carta en la mano y colocandosela delante de los ojos: "Estas totalmente al descubierto."
Kirtanananda tomo la carta y la leyó.
"Todo lo que hice, lo he hecho por vosotros." Dijo girando la mirada por todo el templo. "Yo soy el único que puede hacer avanzar este movimiento y Prabhupada lo sabe. Es por eso que me eligió a mi solo para que le acompañara a India."
"No menciones su nombre"le gritó Brahmananda. Lo has traicionado. Esta muy claro. Eres culpable de predicar el error. No existe crimen mayor."
"Para de una vez, interrumpió Kirtananda. estoy haciendo lo que harías tu, si te hubieran ofrecido la posibilidad.
¿Que pasa contigo, chaval? Gritó uno que provenía de Brooklin y que había sido ferviente seguidor de Kirtananda. "Es Prabhupada quien sabe lo que es mejor y no tu."
"Asi es, otros devotos acudieron en su ayuda. "Fuera de aquí. No vengas mas" Gritó Brahmananda hecho un basilisco. No se te ocurra volver. Jamas. Quedas expulsado."
Los devotos se dividieron e hicieron un pasillo. Kirtanananda dio unos pasos hacia la puerta. Se paró un instante y miró hacia los congregados. "Me dirijo a cada uno de ud. Este es el peor error de vuestra vida."
El devoto de Brookling se separó del montón y respondió: "El único error que hemos cometido fue no haberte puesto de patitas en la calle cuando te presentaste vestido con aquella mierda de habito negro, le dijo a Kirtananda. Eres un gilipollas. Todo el que pretenda ponerse por encima de Prabhupada no es mas que un gilipollas."
El devoto carraspeó ruidosamente y le lanzo un escupitajo en toda la espalda. Los devotos lo aclamaron. A este le siguió otro y luego otro mas. Cuando Kirtanananda abrió la puerta para desaparecer fue acogido por una densa lluvia de escupitajos. "¡Que panda de animales"! Gritó Kirtanananda a Howard Wheeler cuando volvia.al.apartamento.
¿Que te ha pasado? Preguntó Wheeler, alarmado. Brahmananda recibió una carta de Prabhupada. Me han echado del templo."
"Olvídate de todo ese asunto. No necesitamos a esa banda de inútiles. No son mas que basura tirada en medio de la calle. ¿Que hubiera sido de Prabhupada si nosotros no lo hubiéramos descubierto? Vamos a crear nuestro propio movimiento. Cuando lo tengamos en marcha, Prabhupada y el mismo ISKCON serán historia pasada"
"Eso no puede ser. Sin Prabhupada no tenemos un gancho. Estamos sin cimientos"
¿No estarás olvidando de algo? Preguntó Wheeler. Tenemos en nuestras manos algo todavía mas importante que el mismo Prabhupada"
¿Que me cuentas? preguntó Kirtanananda.
Wheeler se acercó a su mesa y cogió un pesado manuscrito y lo mostró con orgullo: "Tenemos su libro" Es mucho mas de lo que hace falta."
Wheeler había estado preparando al edición del Bhagavad Gita desde que conoció a Prabhupada. "Tu sabes mejor que yo como darle forma literaria" le había dicho Prabhupada
Aunque se tratase de un texto relativamente corto, llegaba a contar no menos de novecientas páginas, el grueso de la edición lo ocupaban los comentarios. Macmillan estaba de acuerdo en publicarlo pero exigía una versión mas resumida. Wheeler se puso manos a la obra, intentando lograr un texto de un magnitud aceptable.
A la mañana siguiente, Wheeler empezó a ofertar el texto. Iba contando a los editores que él y su coautor, Keith Ham llevaban varios años trabajando en aquel texto y habían conseguido una traducción que gustaría sin duda a la contra-cultura. No hace hincapié tanto en a filosofía cuanto en la acción.
Pero Wheeler no conseguía vender el producto. Tal vez fuera porque los posibles editores sabian ya que Macmillan había cerrado un contrato con el fundador de los Krishnas y no querían publicar un edicion que le hiciera la competencia. O tal vez no se creyeran que un par de jóvenes de aquella edad fueran capaces de producir cientos de paginas de un análisis tan profundo en solo un par de años.
Viniendo de la cacofonia y el barullo de New York, el pueblo parecia extrañamente silencioso. El unico sonido que se llegaba a escuchar era la melodia del jukebox del bar de Jerry, que se encontraba al final del bloque de casas.
Ham y Wheeler habían llegado muy temprano esa misma mañana para hablar con Richard Rose. Éste había puesto un anuncio en el "San Francisco Oracle" el primer periódico psicodélico de la nación, donde ofrecía el uso gratis de su finca. Tenía la visión de convertirla en una comuna y centro de convenciones, una combinación del Chautauqua del siglo XIX y una escuela filosófica como la que Bronson Alcott había fundado en Concord, Massachusetts.
Fue Ham quien vio el anuncio de la propiedad en las colinas coronadas de pinos de West Virginia y enseguida le pareció el sitio ideal para empezar su movimiento. Intercambio algún correo con Rose y al final este le propuso que viniera WestWirginia para hablar personalmente del tema.
"Aquí es" dijo Wheeler mientras se acercaban a una casa pequeña de ladrillos rojos. "Llama"
"No. Llama tu, respondió Ham. Fui yo quien escribió las cartas"
Fue pues Wheeler quien golpeó la puerta, y enseguida apareció un hombre bajo con un bigote blanco. Llevaba un jersey de cuello vuelto y una boina negra.
¿Quien de uds dos es Keith Ham? fue lo primero que preguntó. "quiero haceros saber, que he llegado hasta aquí del asunto porque recibí aquella carta tan inteligente.He recibido una montaña de cartas, peor la mayoría eran en verdad terribles. La mayoría de los hippies son incapaces de poner dos frases juntas. Perodonad, mi nombre es Richard Rose."
Los invitó a pasar y los hizo cruzar el salón en medio de montones de revistas descoloridas y una cocinilla, al fondo de la casa donde los hizo sentarse
"Antes que empecemos nada, me gustaría que supierais un par de cosas sobre mi. Dijo mientras agarraba una silla para sentarse. "Yo soy un indagador de vidas ajenas, un rebelde buscador de la verdad. Lo primero de todo que indagué fue la Iglesia Catolica. Estuve en un seminario para Franciscanos. Estudié la Historia de la Iglesia y pude darme cuenta de todo lo que especularon para engañar a los agricultores. He conocido a cientos de curas y puedo decir que no encontré a uno que pueda llamarse sincero"
Rose se levantó y se puso a preparar café.
"Es interesante conocer a alguien que esta buscando la verdad en un lugar como este". Comento Han.
"Uno no esperaría nunca encontrar gente como ud, aqui en West Wirginia"
Rose asintió y volvió de nuevo a la mesa.
"Me fui al seminario buscando la verdad y no piensen que he dejado de hacerlo después de irme de allí". He indagado en todas las religiones del mundo y he escrito lo que he ido descubriendo. He publicado un par de libros y he empezado también un periódico para compartir mis descubrimientos. ¿Saben lo que he descubierto? Que estamos inundados de mierda. Esa es mi conclusión"
Ham y Wheeler permanecian callados.
"Eso no significa que no haya descubierto también un par de cosas interesantes. Como esto: "Ninguna persona, ni ninguna religión esta en posesión de la verdad"."La verdad no tiene precio, quienquiera que intente venderla no es mas que un charlatán. No hay religión mas grande que la amistad. Y ya he hablado bastante sobre mi. Diganme uds.ahora quienes son."
"Nosotros somos la prueba fehaciente de que lo que Ud dice es verdad "Dijo Keith, usando su tono mas encantador. "No le voy a mentir: somos antiguos Krshnas. Nos equivocamos de camino. Estamos aquí precisamente porque queremos corregir nuestras vidas"
¿Habeis sido Hare Krshnas? Preguntó Rose.
Wheeler sintió.
"He leído sobre ellos" Prosiguió Rose ¿Porque os marchasteis?
"Prabhupada, el fundador, es prisionero de su propia verdad" Dijo Ham. "Carece de visión amplia. Es demasiado fundamentalista. Su movimiento esta condenado precisamente porque no ha sabido adaptarlo a la cultura occidental"
¿"Y vosotros quereis levantarlo? Me complace la idea."
Rose les contó entonces que ademas de filósofo él trabajaba1como contratista de obra y era propietario de dos granjas en las colina de Limestone, un pueblecito con dos iglesias, una escuela, un mercado y una gasolinera en la Route 250, doce kms mas arriba de Moundsville. En otra granja de 160 acres, Rose criaba cabras y en la otra, algo mas pequeña tenia las vacas. Ninguna de las dos le producía dinero pero mantenían ocupado a su padre quien llevaba años cuidando al ganado en una desvencijada casa, colgada en lo alto de la colina
"Ya se está volviendo viejo y he tenido que vender el ganado y traermelo aquí a la ciudad porque,no puedo ni imaginarmelo rompiendose la cabeza de una caída o sufriendo un ataque al corazón y muriendo solo como un perro en aquella colina" El terreno era demasiado pobre para cultivar, explicó, y nadie quería vivir en medio de la nada, sin electricidad. Los cazadores y los chicos del lugar rompieron los cristales atravesaron el huerto con sus camiones. La finca ha estado en camino de convertirse en otra Apalaches monstruosidad cuando Rose acerto a leer un artículo de una revista sobre Haight-Ashbury. Eso le dio la idea de convertir el lugar en una comuna donde los hippies pudieran buscar la verdad sin el sexo y las drogas que estaban sentenciaando a muerte toda la contracultura. Los tres hombres subieron a la camioneta de Rose y se fueron a ver la granja. Se estacionaron al pie de la calzada sin arar y caminaron tres cuartas partes de una milla de la casa campo a través, con la nieve hasta las rodillas. Ham y Wheeler seguian las huellas que Rose iba dejando sobre el camino. La pequeña granja gris parecía una foto Matthew Brady de la Guerra Civil. No había sido pintado en años. La mayoría de las ventanas estaban tapiadas con pedazos de madera podrida. Los cristales se rompieron, dando a la casa un aspecto desolador.
• "Es perfecto, absolutamente perfecto", dijo Ham. "¿Ha pensado alguna vez en venderlo?" "Venderlo?" Rose dijo, sorprendido. "Ustedes dos no tienen pinta de poder pagarse ni una taza de café. ¿Dónde van a conseguir el dinero? "" Tenemos amigos ", dijo Ham. "¿Para que queries comprarlo?" Preguntó Rose. "Nos gustaría empezar una comuna", dijo Han?"Quereis decir vuestra propia comuna Rose preguntó, sorprendido. “Correcto", dijo Ham. "Ustedes muchachos son gente de la ciudad. Te congelas a muerte aquí antes de que incluso lleguen los grandes fríos. "" Lo aguantaremos ", dijo Ham. "Los amigos nos ayudan." "No, yo no quiero vender", dijo Rose. "No estoy interesado en hacer algo en este lugar. Quiero empezar una comuna donde todo el que quiera pueda venir a buscar la verdad. "" Eso es precisamente lo que nosotros queremos ", respondió Ham. "Cualquier persona sería bienvenido." Regresaron a la ciudad y hablaron toda la noche, así como la mayor parte del día siguiente. Después de Wheeler y Ham se marcharon,, intercambiaron cartas con Rose y hablablan casi todos los días por teléfono. Ham convenció finalmente a Rose que su future comunidad daria la bienvenida a todos los solicitantes, no sólo a los Krishnas. Pero Rose todavía se resistia. Estaba preocupado de que si vendía la granja, no tendría nada que decir en la forma de llevar la comuna. Pero sip or el contrario la arrendaba, podría mantener un cierto control.Al final terminó cediendo Keith Ham, firmando un “leasing”de noventa y nueve años por un total de cuatro mil dólares.
Rose volvió a su casa, hizo algunos trabajos en la granja de cabras, y se volvió lo antes que pudo a su refugio, una habitación del segundo piso de su casa de campo. Una media docena de tipos de la contracultura dormían en otras habitaciones en el edificio laberíntico, lo que podía ser la sede de la comuna de Rose. No podía permitir que los hippies que habían respondido a su anuncio, el otoño pasado en el Oracle, cayeran en en las garras de los Krishnas. Siempre que la gente llamaban para decirle que habían llegado a Moundville y preguntaban como haba que hacer para llegar para llegar a la comuna, Rose los enviaba a su granja y les dictaba conferencias sobre los Krishnas. Algunos abandonan al cabo de unos días, mientras que otros se contentaban con quedarse y seguir la versión de Rose sobre la verdad.Rose se estaba quedando dormido, cuando escuchó lo que sonaba como el tubo de escape de un automóvil. Él no se movió. "Ese hijo de puta debería reparar esa la maldita cosa, pensó. ¡Bang! Volvio a sonar otra detonación. Pero esta vez, un pedazo de yeso cayó sobre las mantas."¿Qué demonios? Eso esos son disparos! ", Gritó mientras se despertaba por completo. Se levantó de la cama y salió de la habitación como alma que lleva el iablo. Llegó a la escalera trasera, saltó y corrió escaleras abajo. Los disparos venían regularmente ahora: bang, bang, bang."Todos a suelo y no os mováis". Gritó Rose.Llegó hasta el armero y agarró un rifle 22. Salió luego corriendo al pasillo y deslizó la mano por la pared hasta encontrar el interruptor. Rose y sus hippies habían pasado casi dos semanas de obras en la construcción de un muro alrededor de la casa de campo y habían colocado vais carteles de "Prohibido el paso", y habían colocado también una hilera de poyectores. Rose apretó el interruptor y corrió a la ventana frontal. El patio quedó tan iluminado como un estadio.Habia tres coches fueron estacionados en la carretera en frente de la finca. Un rifle asomaba por la ventanilla trasera del primer coche. Rose deslizó la hoja superior de la ventana de arriba, apuntó con su rifle y disparó.Oyó un grito. El conductor del primer coche pisó el acelerador, haciendo girar sus ruedas y levantando una nube de polvo. Los otros dos vehículos lo siguieron y desapareció en la noche.Rose corrió afuera y miró la carretera. Luego corrió hacia la pequeño caravana, donde dormía su hijo de quince años."¿Estás bien?", le preguntó mientras entraba y encendia la luz. El muchacho no respondió, sino que estaba en la cama acurrucado en posición fetal y lanzaba gemidos. Había un agujero de bala en la pared de la caravana no más de 5 cm por encima de su cabeza. Rose se sentó en la cama, tomó a su hijo en los brazos, y dejó escapar un largo suspiro. Él todavía estaba abrazando al niño cuando vio las luces rojas intermitentes de los coches de policía que aparecieron por l re4codo del camino."Señor Rose, vamos a tener que hacer algunos arrestos aquí ", informó un policía estatal después de presentarse."Mi granja ha sido atacada, una bala pasa a una pulgada de la cabeza de mi hijo, y quieren arrestarme?" Rose preguntó, más sorprendido que enojado."Alguien aquí disparó un tiro que hirió a un chico de diecisiete años,de Moundsville," dijo el soldado.
"Oh Dios mío!", Dijo Rose. "¿Está bien?""Está en el hospital de Glen Dale," dijo el soldado. "Ha tenis mucha suerte. Sangraba por todas partes, y se veía muy mal, pero es sólo una herida superficial. La bala entró y salió de su hombro. Pero el que le disparó podría haberlo matado "."No voy a decir que no era yo, pero qué demonios se supone que debo hacer?"
Dijo Rose. "Fueron ellos quienes empezaron este maldito asunto. Dime lo que harías tu en mi lugar. Estaba en la cama tratando de dormir un poco y empezaron a disparar. Yo no sabía qué diablos estaba pasando. No me digas que tu te hubieras dejado disparar sin responder! "El policía lo miró."Señor Rose, queda ud arrestao. Vamos a tener que dar un paseo hasta la comisaría. Voy a leerle sus derechos "."¿Qué diablos?", Dijo Rose.Él no estaba preocupado por ser arrestado, había vivido en Virginia Occidental el tiempo suficiente para saber que ningún jurado en el estado lo enviaría a la cárcel por defender su propiedad. (De hecho, todos los cargos contra Rose fueron retirados más tarde.) Pero él no podía evitar lo bajo que se sentía, sentado en la parte trasera del coche patrulla. De alguna manera, las cosas se le habían ido de las manos."Quería crear un lugar para la gente que se preocupara por algo más que conseguir un par de monedas de cinco centavos en conjunto para gastar en la tienda", Rose le dijo a la policía en el camino hacia la comisaría. "Y mira lo que pasa. Los Krishnas me roban mi granja y yo acabo disparando a un punk de diecisiete años. ¿Cómo lo vés? "
Rose tenía razón en una cosa, cuando había pensado que los Krishnas no sobrevivirían el viento azotado durante el invierno de 1968-1969. Y no lo hicieron.
Ellos cerraron la casa y se dispersaron. Kirtanananda alquiló un apartamento en las cercanías de Pittsburgh y viajó por el país en isión de reclutamiento. Estaba particularmente interesado en los devotos que manuales.
Hayagriva, Howard Wheeler, tomó un trabajo en la Universidad Estatal de Ohio y pasaba más tiempo enseñando a Krishna que a Hemingway.
Con la llegada del mes de marzo, la nieve empezó a derretírse. Flores silvestres brotaban en las laderas, los cardenales, el pájaro de estado de West Virginia, volvió a construir sus nidos y comenzó de nuevo el ciclo de la vida.
Y para consternación de Richard Rose y la gente que vivía en la McCreary Ridge, los Krishnas regresaron también.Esta vez volvieron en masa y trabajaban todo el día. Limpiaron la casa, reconstruyeron el porche, y se repararon las ventanas.El aserrado y el martilleo eran incesantes. Construyeron pequeños apartamentos en el antiguo granero. Ordenaron la ropa nueva de la India para las deidades y reemplazaron igualmente las cortinas alrededor del altar. Kirtanananda expulsó con mano dura a los devotos. Inspeccionó su trabajo sin fin, exigiendo que todo saliera perfecto. Tenía que ser así. Prabhupada estaba llegando y era su primera visita."Este hermoso lugar realmente muestra el espíritu de Krishna," Prabhupada dijo el día después de su llegada. Estaba de muy buen humor. Había llegado a la granja de Ohio State, donde Hayagriva y Allen Ginsberg habían preparad un kirtan extático. El lunes 12 de mayo de 1969 más de 1.000 estudiantes se habían congregado en un auditorio que normalmente albergaba 750."Estas colinas son un lugar perfecto para construir nuestros templos", dijo a Kirtanananda, señalando, una tras otra, las siete colinas que rodean la cresta espinosa. "Vamos a recrear el santo dham de Vrindavan. Siete templos sobre siete colinas. ¡Qué gran servicio será. ¡Qué monumento a Krishna ".Prabhupada estaba sentado bajo un árbol de caqui en flor rodeado por sus libros y un grupo de devotos. El entorno era perfecto. Caía la tarde. El sol que se hunde detrás de la cresta parecía un halo llameante, mientras bañaba las colinas en una luz suave."Tal vez voy a hacer mi cuartel general aquí, en esta tierra bendita", dijo el gurú. "¿Por qué volver a Vrindavan, cuando el propio Vrndavan ha llegado a Estados Unidos?"Kirtanananda se detuvo en seco. Había estado rodeando al grupo, escuchando y rompiendo fotografías. Ahora él se abalanzó."¿Habeis escuchado bien todo lo que acaba de decir vuestro maestro espiritual?" Preguntó Kirtanananda, pasando por encima de los devotos, en su prisa por llegar junto a Prabhupada y colocarse en la parte delantera del grupo. "¿Habeis oído la tarea bendita que nos ha confiado? Tenemos que recrear Vrindaban aquí. Se necesitará un gran esfuerzo, pero será un gran servicio. Y vamos a obtener una enorme recompensa. Nuestro maestro espiritual siempre estará con nosotros, a nuestrolado. Siempre. No hay lugar en el planeta que será más sagrado que la tierra que ahora está Él esta sentado! "Kirtanananda estaba en éxtasis. Era sólo cuestión de tiempo hasta que los devotos de todo el país escucharan hablar de esto. En cuanto vieran las fotos, no hay otro templo que sea capaz de retener un discípulo. Verían que Nueva Vrindavan era el proyecto más importante y todos correrían allí. Hasta Él.Lo hicieron. Cuando se corrió la voz a través del movimiento que el peripatético Prabhupada tenía la intención de establecerse permanentemente en Nueva Vrindavan, devotos acudieron a la comunidad de West Virginia. Entre junio y agosto de 1969, el numero de miembros casi se triplicó, pasando a contar 250 devotos."Mi corazón se rompe por los devotos que todavía están haciendo servicio en Nueva York," la joven Beth Ann dijo a la espera de la reunión diaria con Kirtanananda. "Es terrible allí durante el verano. Caliente y húmedo "."Kirtanananda dice que es la misericordia de Krishna que fuimos seleccionados para venir aquí", respondió Amala-dasa, un ex niño de la calle de Filadelfia."Nada en la Conciencia de Krishna se acerca a la pureza de Nueva Vrindavan", dijo Beth Ann.Amala-Dasa, Beth Ann, y varios otros devotos se reunieron en un césped cerca del árbol de caqui que Prabhupada había pasado sus días escribiendo y dando conferencias. Era temprano por la noche. Prasadam había sido servido, y ahora era el momento para el darshan, una audiencia con el maestro espiritual. Como de costumbre Kirtanananda estaba con retraso, pero nadie pensaba mucho en él. Kirtanananda era tan avanzado espiritualmente, tan cerca de Krishna, que los devotos creían que era un privilegio el meo hecho de tener que esperarlo."Cuando llegué por primera vez, no podía creer lo mal que estaban las condiciones", dijo un devoto en el grupo. "Duchas frías, fuera de un tubo que drena en un piso de tierra. No hay agua corriente, viviendo por encima de las vacas en un establo sucio. Pésimo prasadam "."Todo esto es parte de nuestro servicio," Bet Ann le recordó bruscamente. "Krishna lo ve todo. Él sabe los sacrificios que hacemos por Él. Es una bendición el poder realizar austeridades para él. Basta pensar en las recompensas que nos esperan! ""Tuve una fiebre de 40 grados y así todo me fui a transportar ladrillos", un devoto se jactó, tratando a duras penas no poder ocultar su orgullo. "Eso hubiera sido imposible hacerlo si no estabieras cantando. Cantar te da fuerza ", dijo Beth Ann."Me dio la fuerza para dejar la heroína", otro devoto, un ex drogadicto, dijo al señalar su devoción. "Te juro que podríamos limpiar todo el país si pudiéramos conseguir que los freekies aceptaran rendirse a Krishna y a Kirtanananda."Los devotos se apresuraron a postrarse a Kirtanananda cuando ése salió de la casa de campo. El gurú estaba vestido con su habitual dhoti sucio. Incluso el olor de incienso pesado no pudo disimular su olor corporal. Los devotos le admiraban tanto que Pensaban que Kirtanananda era tan espiritualmente avanzado que había trascendido su cuerpo.Prabhupada se hubiera enfurecido si hubiera presenciado la escena. Sólo Prabhupada, el maestro espiritual y el representante de Dios, se suponía que debía recibir esa clase de reverencia. Kirtanananda había ignorado esas restricciones. Él no sólo alentaba a los devotos a postrarse ante él, sino que lo exigía.Kirtanananda hizo un gesto con la mano, y sus devotos se pusieron de pie. Mientras miraban, Hayagriva le entregó una bandeja de estaño llena de galletas. Kirtanananda miró a los devotos y luego tiró las galletas en el aire. Los devotos gritaban revueltos. Algunos de los más ágiles atrapaban un cookie en el aire, los otros se zambullía al suelo para arrebatarle una a su compañero. Era un ritual nocturno. Al arrojar las galletas en el aire, los devotos pensaban que Kirtanananda se duchaba con amor. Lo consideraban tan sagrado que todo lo que tocaba estaba imbuido de un gran poder espiritual. Ellos se esforzaban mucho para caminar, literalmente, en sus pasos."Esa colección de cinco karmis llamados los Rolling Stones van a dar un concierto en el Veterans Stadium de PhilaDelphia próximo fin de semana", dijo Kirtanananda a los devotos después de que habían reunido después de come los los cookies.
"Esto nos presenta una gran oportunidad para reunir lakshmi. Saldremos de aquí la madrugada del martes y nos quedaremos en el templo de Filadelfia. Recuerden siempre, todo pertenece a Krishna. No se olviden de que esto también, no hay mal Karma unido a cualquier acto realizado en el nombre de Krishna ".Un hombre con los ojos desorbitados que llevaba una camiseta sucia y un pantalón vaqueo se puso de pie. "Un pájaro que esta encima d ese árbol acaba de cagarme encima ", dijo. "Esa mierda de pájaro es también Krishna?"Kirtanananda lo miró fijamente. Dos devotos rápidamente se pusieron en pie rápidamente y le hablaron suavemente durante varios minutos. El hombre con los ojos desorbitados se sentó de nuevo."No te preocupes demasiado por las aves, Joe", dijo Kirtanananda.
"Es una locura", se quejó el ex-yonqui. "Vamos a deshacernos de él.""Joe fue dado de alta en el manicomio de Bellevue no hace mucho y Krishna lo guió hasta el templo de Nueva York", dijo Kirtanananda al grupo. "Se le dio prasadam y pronto se sintió como en casa. Desafortunadamente, él andaba deambulando por templo durante la noche y venía a menudo a interrumpir ls kirtans, por lo que lo echaron de alló. Es por eso que se ha unido a nosotros."" Aquí también anda siempre interrumpiendo nuestros kirtans,", se quejó el ex-yonqui. "Tenemos locos de todos los templos en Estados Unidos. ¿Cómo es que todos vienen aquí? "Los ojos de Kirtanananda brillaron con ira."¿Quiénes somos nosotros para rechazar cualquier persona enviada por Krishna?", Dijo. " Necesitamos a todos y cada uno para ayudar a construir nuestra ciudad espiritual. Además, muchas de nuestras personas más avanzadas las encierran erróneamente en instituciones mentales. No dudéis de eso. "De Beth Ann asintió. Ella pasó los próximos diez años, siguiendo ciegamente a Kirtanananda. Se casó con un devoto porque Kirtanananda le dijo que contrajera matrimonio y se divorció de él cuando él le dijo que lo hiciera. En 1979, sólo unas semanas después de que él había ordenado su divorcio, Kirtanananda le ordenó a Bet Ann que se casara de nuevo. Ella hizo lo que se le dijo y se instaló en la casita de Tolavan, la comunidad frikie. Su vecino era Tom Drescher, que vivía en elsótano de su casa sin terminar.Su segundo marido decidió que Drescher era el tipo más cool del planeta. Trató de caminar como Drescher, hablar como Drescher, y sobre todo, ser duro como Drescher. Él empezó a pegar a Beth Ann. Drescher venía de visita y, mientras Bet Ann estaba preparando el almuerzo, ellos se reían, haciendo bromas de mal gusto sobre el maltrato de las mujeres.De Beth Ann le contó a Kirtanananda lo de las palizas, pero él le dijo que no tenía más remedio que someterse a su marido. Por último, no pudiendo soportarlo más, ella tomó sus dos hijos, un niño de cada uno de sus maridos, y desertó.Fue el día antes de que el concierto de los Stones, y el presi-dente del templo Filadelfia, Ravindra Svarupa, William Deadwyler, corría por todos lados saludandro a los devotos que llegaban en autobús de todos los templos en todo el país.Ravindra estaba encantado por el espíritu comunal que imperaba en el movimiento. Tan pronto como se anunciaba un concierto de rock importante o alguna gran manifestación contra la guerra, los devotos estaban siempe presentes. Cantaban y se vendían velas, incienso, y las copias de la revista Back to Godhead, entregando todo el dinero que recogían al templo local. A cambio, el templo que hacia de anfitrión les proporcionaba prasadam ademas de un lugar para dormir.Ravindra, un hombre alto, de voz suave, que estaba trabajando en un doctorado en historia de las religiones en la Universidad de Temple, cuando se unió al movimiento, se detuvo al ver a dos devotos que le saludan en el estacionamiento. Uno era negro y el otro blanco, y se saludaron unos a otros como hermanos. Esta es la forma que el mundo enfría que ser según Krishna, pensó Ravindra. Tanta alegría, tanta hermandad."Hare Krishna. Tengo que hablar con usted. "La voz rompió por un instante el ensueño de Ravindra. Se dio la vuelta para ver a uno de sus principales colaboradores."Estás molesto", dijo Ravindra. "¿Qué es lo que pasa?""Las cosas están desapareciendo", contestó el devoto."¿Qué tipo de cosas?" Preguntó Ravindra."Dhotis, mantas, velas, incienso, objetos de plata. Varios devotos se han quejado incluso de que sus zapatos fueron robados "."¿Qué quieres decir, robado?" El devoto parecía avergonzado."Esa es la única forma que que puedo llamarlo. Hemos buscado por todas partes, por si acaso las cosas se movieron porque muchos devotos que venían. No podemos encontrar nada "."Nadie entró y tomó estas cosas?" Preguntó Ravindra. El devoto negó con la cabeza. Ravindra se puso serio. "¿Sabes lo que estás diciendo, entonces?" Asintió el devoto. "¿Por qué estás tan enojado?" Kirtanananda preguntó con calma."Porque he encontrado todas nuestras cosas que faltaban en una de sus camionetas", Ravindra ladró. Él siempre había reconocido que Kirtanananda era un devoto avanzado, un sannyasi, un gran ser espiritual que había escapado de las trampas terrenales. Pero eso no significaba que a Ravindra le gustara. Kirtanananda parecía disfrutar haciendo a Ravindra sentirse inferior, un simple grihastha, un cabeza de familia apegado a su esposa e hijos."¿Y por qué estabas husmeando en nuestros vehículos", preguntó Kirtanananda, arqueando las cejas para llevar el agua a su molino.Ravindra hizo una pausa. Odiaba la historia de las furgonetas. Iba en contra de todo lo que él representaba. El tener que espiar a los propios hermanos espirituales, hombres iniciados por el mismo gurú, era algo bajo. Pero él estaba decidido a no dejar a Kirtanananda salirse con las suyas."Porque yo había mirado ya absolutamente cualquier otro lugar, y tus furgonetas eran la única posibilidad que quedaba", dijo Ravindra. "Y también porque he oído de otros templos que tus devotos roban. Vas a tener que hacer algo al respecto, Kirtanananda "."¿Pero por qué?" Kirtanananda preguntó casualmente. "Sólo lo hacen por amor." "¿Qué quieres decir, "por amor"?" Preguntó Ravindra. "El amor por Krishna. Simplemente estaban tomando lo que tienen que utilizar en su servicio. "" ¿Qué pasa con nosotros? ¿ Acas no estamos comprometidos en el servicio de Krishna? "Gritó Ravindra."No tiene nada que ve con nosotros," ronroneó Kirtanananda. "Tu pequeño templo es muy bonito, muy bonito. Pero ¿cómo se puede comparar con lo que estamos haciendo en Nueva Vnndaban? Tu sabes muy bien lo importante que es nuestra ciudad espiritual para Prabhupada. No podemos permitir que nada se interponga en su camino. Además, tu está en una ciudad. Siempre se puede salir y conseguir un montón de lakshmi de los karmis. Nosoros, por el contrario, estamos atrapados allí en las colinas. Tenemos que aprovechar todas las oportunidades "."¿Sabes lo que estás haciendo? Está sembrando el sectarismo en el movimiento ", dijo Ravindra, haciendo un gran esfuerzo para tragarse su ira.Kirtanananda se limitó a sonreír."La pureza debe venir antes de la unidad", dijo finalmente."Estás justificado el robo, incluso el robo de otros devotos!" Gritó Ravindra."Lo único que estoy haciendo es poner en practica la simple filosofía de que el fin justifica los medios", dijo Kirtanananda con aire de suficiencia. "Krishna sonríe en todo lo posible, siempre y cuando se haga en su servicio. Tu sabes que es así ".Kirtanananda se dó media vuelta y se alejó para demostrar que estaba por encima de las disputas mezquinas. Dio unos pasos, se detuvo y se volvió hacia Ravindra."Aprovecho esta ocasión para decirte adiós", dijo. "No nos esperes después del concierto. Lo que hayamos colectado, se queda con nosotros. Hare Krishna, Prabhu. "
La sesión terminó con la conferencia improvisada de Govinda. Prabhupada abandonó entonces la sala del templo.
Naranayana, (Nathan Zakheim), un artesano especializado en la restauración de casas victorianas antes de unirse a los Krishnas, se acerco a Bet-Ann y le dijo:"Me alegra lo que preguntaste acerca de Kirtanananda," dijo mientras la siguió a la cocina. "Gracias," dijo ella, un tanto aliviada. "Tenía miedo. Yo no sabía si estaba bien o no"."He estado pensando," continuó Naranayana. "Tengo muchas ganas de ir a Nueva Vrindavan. Ya ves, soy carpintero y creo que podría hacer un gran servicio allí. Me han dicho que necesitan devotos que puedan trabajar con sus manos. Yo podría hacer progreso espiritual muy rápidamente. ""Eso es genial", dijo Beth Ann, con entusiasmo evidente. "He oído que es muy bonito. Quiero ir contigo. Vamos juntos ".La semana siguiente, Naranayana, Beth Ann, y otros dos devotos se amontonaron en un destartalado VW microbus y partieron hacia Virginia Occidental.Richard Rose respiró hondo y llamó a la puerta principal de la antigua casa de labranza. Wheeler respondió e hizo pasar a Rose en la cocina.Cuando él entró, Rose se llevó un autentico shock emocional. Él había venido preparado para encontrar la casa de campo transformada en un templo, desde su casa, seguía viendo cada día como los Krishnas iban y venían, con su furgón en la autopista 250 cargado con madera y cemento y otros materiales de construcción, pero esto fue horrible. La casa parecía aún peor que cuando su padre había vivido allí. El porche estaba ahora todavía todasanas mas hundido; las ventanas todas rotas. Y sobre todo que todo estaba mucho, mucho más sucio. Incluso las cortinas que rodeaban el altar, que los Krishnas habían instalado, estaban asquerosas. Las pilas de platos sucios tapaban el fregadero y el mostrador.Harías falta al menos una semana para conseguir que este lugar se volviese habitable, Rose pensó, mientras no paraba de hacerse reproches a si mismo por dejar que los Krishnas se instalaran en la granja. Él mismo se encargaría de eso. Lo primero que iba a suprimir sería el altar.Kirtanananda, con un movimiento de su muñeca, le indicó a Rose una silla para que tomara asiento. Rose no podía entender por qué el chico parecía tan extraño: Ham se había afeitado la cabeza. Cuando sonreía, Rose vio que faltaban varios dientes.Rose hizo un gesto con la con la cabeza y empezó a burlarse de aquellos cazurros."Hare Krishna", dijo Kirtanananda."Hare Krisha, Rose contestó lacónicamente. Kirtanananda sonrió, lo cual no hizo sino irritar aun mas a su interlocutor."Voy a ir directo al grano. No os andemos con rodeos, dijo Rose bruscamente.
"Quiero que tú y tu gente os vayáis de aquí cuanto antes. Me mentiste. Has roto nuestro acuerdo. Eso hace que nuestro contrato quede alnado de pleno derecho. Este lugar se supone que es para todo el mundo, pero usted lo ha hecho sólo para los Krishnas. Te has ido y cuando has vuelto lo has convertido en un destartalado templo de Krishna. Los vecinos están cabreados y no soy yo quien voy a contenerlos. Te voy a dar una semana para que recojáis vuestras cosas y desaparezcáis "."El contrato de arrendamiento es perfectamente válido", dijo Kirtanananda con el aplomo y la seguridad de un aristócrata Inglés.
"Nos pusimos de acuerdo: nada de religión, nada de filosofía," Rose disparó de nuevo."Pero la conciencia de Krishna es la esencia de todas las religiones, todas las filosofías", dijo Kirtanananda. "Es la religión original. Déjeme darle un folleto que he escrito. En él se explica todo lo que estoy diciendo "."Yo no necesito leer ninguno de tus panfletos," dijo Rose. "He estado leyendo sobre lo que Prabhupada ha escrito y te voy a decir algo: No hay verdad más profunda que la de que un hombre debe cumplir su palabra "."En el plano mundano, eso es cierto", respondió Kirtanananda. "Pero en el plano espiritual, hay una verdad superior. Todas las cosas están justificadas cuando se realizan en el servicio de Dios. ¿Cómo se puede comparar una pequeña mentira a la ciudad espiritual que vamos a construir aquí y que va a cambiar miles de vidas? "Kirtanananda hizo una pausa para ver el efecto de sus alabras.
"Ya ves", reanudó la conversación, golpeando la mesa para enfatizar su punto. "No hay comparación"."Yo te voy as decir cual es la verdad más elevada es," Rose gritó, poniéndose de pie. "Está en los tribunales. Voy a demandar, por gilipollas y ya estas volviendo con tus cojones de regreso a Nueva York. "Kirtanananda suspiró."Me estaba esperando una cosa así ", dijo con hastio. "Querido Sr. Rose. Por favor, no pierdas sus obviamente limitados recursos. Hemos consultado a un abogado. El contrato de arrendamiento es férreo, la granja es nuestra. Y será nuestro incluso mucho tiempo después de muerto "."Eso lo vamos a ver", balbuceó Rose. "Tengo un buen abogado.""Mr. Rose, créame, nosotros tenemos otro mucho mejor ", dijo con tono calmado Kirtanananda.
Rose se dio la vuelta para irse y vio que Howard Wheeler estaba parado en la puerta de la cocina, sonriendo. Han se le hizo a un lado mientras él salía furioso.                              
NUBES QUE PRESAGIAN UN CAMBIO

Era todavía temprano en aquella hermosa mañana de un sábado de junio de 1973. La mayoría de los trescientos o más devotos de Nueva Vrindavan estaban reunidos en la sala del templo ampliada de la granja. Kirtanananda estaba sentado en frente del grupo, hojeando el primer canto del Srimad-Bhagavatam, la escritura védica que describe y explica la vida de Krishna en Vrindavan."Tengan en cuenta, por favor, los paralelismos entre la historia de Krishna y la historia de Moisés de la Biblia," estaba comentando Kirtanananda. "Tenemos la separación de las aguas del río Jamuna. Tenemos…"De repente, el sonido de cristales rotos resonó en la casa de campo. Los devotos se levantaron y se dieron la vuelta. De las dos ventanas traseras, no quedaban mas que marcos vacíos con algunos fragmentos de vidrio irregulares que salen de la masilla podrida. En las ventanas rotas aparecían dos hombres apuntando con escopeta calibre doce.Booooommm.La explosión ensordeció a los devotos. Se congelaron en una fracción de segundo de puro terror, y luego todos comenzaron a gritar y a salir corriendo, buscando un agujero ."Me han dado!" Gritó un devoto."¡Yo también estoy herido!" gritó oro.La puerta principal se abrió de golpe y dos hombres irrumpieron en la habitación, con sus escopetas bajo el brazo. El primero tenía una gran barriga, que se dejó caer sobre la hebilla de su cinturón de bronce como un globo de agua y le hacía parecer incluso más corto que sus cinco pies y seis pulgadas. Su cabeza cuadrada se remataba por las ondas de cabello graso. Un hombre mayor, vestido con una chaqueta de cuero negro sobre una camiseta sucia y blue jeans, siguió, arrastrando un pie deforme y luchando para mantenerse en pie."Cállate la boca!" Gritó la bola de grasa." A cualquiera que se mueva le lelo el culo de perdigones ", añadió pie zambo. Su voz ronca sembró escalofríos a través de los devotos."Tú, jefe, cabeza de alfiler, vuelve aquí," ordenó Tripa-gorda."¿Yo?" Pregunté Kirtanananda, apuntando a su pecho."¿A quién carajo estoy mirando yo?" Gritó Tripa-gorda, agitando su pistola.Kirtananada se puso a caminar uy despacio entre los devotos,. Tripa-gorda le arrimó la pistola a la espalda y lo acompaño hasta la pueda. Esta se cerró tras ellos. El Pata-coja se quedó dentro con el esto de los devotos como rehenes.
Tom Westfall iba atravesando Moundsville al volante de su vehículo. Se dirigía a la feria anual del Lion´s Club. El año pasado había llovido durante la feria, pero hoy todo prometía que seria una jornada gloriosa. Sobre la bobead del cielo azul o había ni una sola nube.La feria representó sierre un monton de rabajo.
La feria fue siempre un montón de trabajo. En años anteriores, Westfall se había encargado de dirigir el tráfico durante todo el día. Pero no le importaba. Al igual que otras pequeñas ciudades de todo el país, Moundsville cobró vida durante el ritual de verano. Las iglesias y organizaciones cívicas pasaban meses planeando su stand. Toda la ciudad parecía más feliz. Durante todo el día, el aire se llenaba de los ricos olores de chuletas y pollo asado a la barbacoa sobre un fuego a cielo abierto. Y no importa lo cansado que estuviese , Westfall siempre volvía a casa antes del anochecer y tomaba su novia, Martha, y se la traía al baile popular en la plaza.
"Agente Westfall, póngase en contacto, por favor , " la radio crujió mientras conducía. Absorto en sus pensamientos, se acercó de forma automática, agarró el micrófono, pulsó el botón, y le dio al operador su ubicación.
"Diríjase inmediatamente a la granja de los Krishnas, "ordenó el agente de la radio . " Están sufriendo un ataque . El lugar está rodeado por hombres armados y se han escuchado disparados . La policía estatal han recibido ya la lamada y vendrán en tu apoyo."
Westfall dejó el todo terno aparcado en la carretera de la carretera , saltó y corrió hacia el camión. Abrió el maletero y , lo más rápidamente posible , se colocó el chaleco antibalas. Luego abrió la cremallera de un estuche y sacó un rifle AR-15 semi - automática y cuatro cargadores llenos . Los devotos se habían quejado a menudo por su forma de comportares con los lugareños, toasporque les habían tirado piedras e incluso por haber fumado marihuana en algunos de los edificios de Krishna. Esto podría ser él, Westfall pensó mientras subía al volante. Este podría ser el ataque general que muchos de los devotos han tenido miedo de que se avecinaba.
Westfall puso e marcha la sirena y las luces y pisó a fondo el acelerador de su coche patrulla Ford , con su motor V- 8. Atravesó volando la cristalería Fostoria ciento veinte kilómetros por hora y comenzó la subida a Nueva Vrindavan. Tardó menos de quince minutos en recorrer diez millas de curvas sinuosas de montaña. Atascó rugiendo el camino de tierra final a la casa de campo , pisó el freno y se deslizó hacia un lado del camin. Agarró el AR- 15 , y se puso a cubierto detrás de la parte delantera del coche.
Los devotos estaban allí dentro, pero Westfall no vio a los hombres armados. Entonces Kirtanananda bajó los escalones.
" ¿Porque has tardado tanto tiempo? " Le peguntó. Westfall se quedó estupefacto . " Se han ido ", dijo Kirtanananda con calma.
" ¿Cuánto tiempo hace ? ¿Cuántos eran ? "Gritó Westfall , sin poder contener sus palabras . Oyó sirenas por la autopista 250 y fue coorrindo hasta su coche a por el micrófono para advertir a la policía federal antes de que ocurriera un accidente.
" Una hora más o menos, " dijo Kirtanananda.
" Una hora ? ", Dijo Westfall visiblemente enojado. "Recibí una llamada hace sólo quince minutos que dijo que habían sufrido un ataque. "
" El devoto que hizo la llamada estaba muy perturbado ", dijo Kirtanananda . " No tenemos teléfono aquí. Tuvo que ir corriendo hasta el almacén que está en la carretera. Ven conmigo, muchos devotos están heridos."
Westfall sacó el botiquín de primeros auxilios del maletero de su coche y siguió Kirtanananda hasta la granja. Fragmentos de cristal estaban esparcidos por toda la habitación principal. El altar fue profanado y las deidades yacía destrozado en el suelo. Pero sólo tres devotos fueron heridos , y sólo un poco . Uno había sido golpeado en la muñeca, y otros dos tenían perdigones en sus brazos.
" ¿Qué pasó? "
" Una pandilla de moteros nos atacó . Eran por lo menos seis, posiblemente más ", respondió Kirtanananda . "Yo estaba dando la clase cuando rompieron las ventanas y dispararon contra nosotros. Me sacaron a punta de pistola . Me hicieron coger una pala y me llevaron hacia la colina. "
Westfall le pidió que le señalara el lugar exacto. Kirtanananda lo hizo.
"Caminé lo más despacio que pude", continuó Kirtanananda. "Uno de ellos me golpeó con el cañón de la pistola y dijo:" Más rápido o te dejaré pasmado, ahora mismo! ' Pero yo no podía ir más rápido. Él dijo: " Aquí va a ser, hijo de puta, cavar tu propia tumba.
"Yo estaba a punto de empezar a cavar , cuando oí un tremendo accidente en la granja. Unos segundos más tarde hubo otro accidente. Sonó como una gran pelea . -Vamos -dijo uno de los moteros . Me dejaron y corrieron de nuevo aquí.
" Los matones que se encontraban en la casa estaban destruyendo nuestras deidades , eso es lo que causó todo el ruido. Cuando los devotos vieron lo que estaban haciendo , su furia no conoció límites . Los moteros sintieron que la cosa se ponía fea y se fueron. Algunos de nosotros lamentamos que no rendimos nuestras vidas a proteger a las deidades."
En estos momentos, la comunidad era un hervidero de policías que estaban interrogando a los testigos. Westfall seguía todavía hablando con Kirtanananda cuando un policía estatal interrumpió y pidió hablar con él en privado.
" Tú eres el responsable de estas personas", dijo el policía después de haber caminado a un montículo de hierba a la orilla del porche. " Dime por qué no puedo obtener una respuesta directa . "
" ¿Qué usted quiere decir ? " Preguntó Westfall.
" Bueno, algunos de ellos están diciendo que había una docena de hombres armados por aquí ", dijo el oficial . " Pero hay oros que hablan seis, y aquella chicas, basja y regordeta, con el pelo negro, acaba de decirme que eran sólo dos. Ella dice que tenían escopetas. Los otros dicen que se trataba de armas automáticas " .
"Quizás sólo intentaron evadirse ", dijo Westfall . " Ponte en su posición. Estás en una clase de estudio bíblico y alguien enseña el cañon una escopeta a través de la ventana "
"Pues eso es lo que me tiene confundido ," le interrumpió el oficial . " Los que han declarado parecen bastante tranquilos. El tipo que me dijo que había una docena de moteros estaba tan seguro de lo que vio como la chica que me dijo que había sólo dos. . . "
Westfall nunca llegó a la feria . Pasó todo el día en la comunidad, hablando con los devotos, recogiendo tantos informes como sea posible. Se pidió a cada devoto que hicieran una descripción de los asaltantes , pero no había dos versiones iguales. Preguntó a todos los devotos si sabía el número de las matrículas de los atacantes , pero ninguno sabia nada. Sacudiendo la cabeza , se fue justo antes del atardecer y se dirigió a la oficina del alguacil del condado para redactar sus informes. Cuando terminó, era demasiado tarde para sacar a bailar a Martha.
Se fue a casa y se quedó en la cama , exhausto. Acababa de cerrar los ojos cuando sonó el teléfono . " Eres el policía Krishna ", preguntó una voz. " Sí, ¿quién es? " " Quiero hablar de lo que pasó hoy."
" Está bien", dijo Westfall , alcanzando el papel y la pluma se mantuvo escondido cerca del teléfono . " ¿Con quién estoy hablando? "
Se hizo un silencio.
" No creo que me recuerda, " dijo la voz finalmente . " Nos conocimos hace un par de meses . Usted iba en su moto. Hable con usted acerca de los problemas de saneamiento que estaban teniendo en la comunidad."
Westfall se desplazó mentalmente a través de sus años que pasó con los Krishna .
" Sí, claro que me acuerdo ", dijo . " Usted debe ser Drutaka Dasa . " El teléfono quedó en silencio un largo rao. Westfall deseo arrancarse la lengua . Acostado en la cama con el receptor en silencio pegado a la oreja, que pensó que había cometido la pata.
" Hey , ¿sigues ahí? " Preguntó Westfall , sólo para romper el silencio.
" Escucha, " Drutaka finalmente respondió . " Lo que yo te tengo que revelar, no viene de mi."
"Estoy de acuerdo ", dijo Westfall.
"Tendría qu afontar un karma pesado si alguien se entera que llamé a la policía. "
" Lo que tú digas ", dijo Westfall.
Hubo otro largo silencio . Westfall imaginó Drutaka debe haber asustado y me va colgar el telefono en cualquier momento.
" Lo que estás haciendo es lo correcto ", dijo Westfall rápidamente. " Krishna recompensa siempre la honestidad. Esto es lo que Prabhupada quiere que hagas."
" Esa es la única razón por la que estoy involucrado ", coincidió Drutaka.
" Entonces, ¿qué ha pasado hoy ? "
" Reconocí a uno de los hombres que nos atacaron ", dijo el devoto. "Él estuvo aquí ayer, gritando y gritando que habíamos secuestrado a su hija y dijo que si no le dábamos , iba a volver con una pistola. Ninguno de nosotros pensó que hablaba en serio . Su apellido es Delmore o Elmore, o algo así, de Louisville . Eso es todo lo que sé. Hare Krishna."
"¿Esta todavia su hija allí ", preguntó Westfall . " Hey , eso es todo lo que sé ", espetó Drutaka . La línea se cortó . La mañana siguiente Westfall consiguió una orden judicial y llamó a la policía de Louisville. Unos días más tarde, detuvieron a Charles Elmore , el dueño de un bar de moteros y a Buddy Clements, un amigo del motorista con un pie deforme . Ambos fueron acusados de asalto con arma mortal . No podían permitirse el lujo de pagar la fianza y fueron encarcelados durante un mes , hasta que llegó Westfall para llevarlos de vuelta a Virginia Occidental.
Louisville estaba que echaba chispas cuando Westfall se presentó en la cárcel de la ciudad en su coche patrulla negro . Pasó una hora rellenando páginas y páginas de documentos , por triplicado, ante un oficial, dirigida a Elmore y Clements, y condujo a los dos atados con esposas y grilletes , al coche de Westfall que esperaba allí . Los tres comenzaron el viaje de regreso a Moundsville en silencio. El anochecer sólo parecía aumentar su tristeza. En el momento en que pasaban el signo que marca la frontera del estado de West Virginia, era ya de noche.
"Bienvenido a la Salvaje y Maravillosa Virginia Occidental, " Westfall leyó el caterl en voz alta para romper la tensión.
Clements comenzó a llorar. " Oh mierda, hombre , vamos a la cárcel! " Aulló mientras circulaban hacia el norte por la Inter-estatal 77 . Yo no quiero ir a la cárcel! "
" ¿Por qué te vas disparar a los Krishna? " Westfall preguntó con severidad.
" Todo lo que quería era recuperar a mi hija ", dijo Elmore. "Nada de esto hubiera ocurrido si ellos no se la hubieran llevado y mentido al respecto. "
" Así que congregaste un monteros y fuisteis hasta allí para recuperarla ", dijo Westfall . " ¿Qué estás hablando? " Preguntó Elmore . Westfall señaló una cierta confusión en su voz. No parecía fingida. " De que moteros me estas hablando? ", Agregó Elmore . " Eramos sólo yo y Buddy en su destartalada cafetera. "
Los dos prisioneros se inclinaron hascia delante y relataron su historia. Todo empezó unos meses antes, cuando un autobús de sankirtan de Nueva Vrindavan se averio de golpe en Louisville , dejando varados a un grupo de brahmacharis - célibes estudiantes varones. Dadeo que se iba a tardar por lo menos una semana para conseguir las piezas para el viejo diesel, los brahmacharis se instalaron en una casa de huéspedes junto al bar de Elmore.
" Uno de esos pollos de cabeza rapada comienza a flirtear con mi hija", dijo Elmore Westfall. "No estoy diciendo que ella no era responsable en parte. Pero por favor, la chica no tenia mas que quince años."
Elmore se detuvo a pensar un momento , y luego continuó .
" Estos chicos estaban recorienedo" las calles, vendiendo maga -
zines, como si fueran sacerdotes. Y al mismo tiempo , uno de ellos tiene un romance con mi chica. Como he dicho, ella es sólo una niña. Ella pensó que era lindo .
" Una vez que el bus estuvo reparado, estos se fueron , llevandose a mi hija con ellos.Buddy y yo fuimos a buscarla porque suponíamos que tendría que estar allí."

Cuando Elmore y Clements llegaron a Nueva Vrindavan , los Krishnas negaron que la hija de Elmore estabiera allí. Ellos eran un movimiento religioso , dijeron. La chica era menor de edad . ¿Por qué tienen que poner una denuncia de secuestro?
" He escuchado a miles borrachos tratar de escabullirse ", dijo Elmore a Westfall . "Sé cuando alguien está mintiendo , y esos bichos raros estaban mintiendo . Les dije que si no me traían al motel donde estábamos, íbamos a volver. "
" Mi conjetura es que ella se escurrió de allí y la escondieron en el bosque, o algo así ", agregó el compinche Clements .
" ¿Quién de ustedes se llevó Kirtanananda por la colina y le obligaron a cavar su propia fosa ", preguntó Westfall.
" Mierda , ¿qué estás hablando? ", Dijo Elmore . " Nunca hicimos nada por el estilo. Lo llevé afuera y lo hice ir conmigo mientras buscaba el lugar. Habiamos salido unos diez o quince minutos como máximo . No pude encontrarla, así que nos separamos . Te diré la verdad , estoy un poco asustado . Todas las estatuas y esas personas tan. ¿Es eso lo que ustedes llaman vudú ? "

"Terrible noticia", dijo el devoto que actuaba como secretario de Prabhupada dijo mientras corría en cuartos del gurú en el templo en Mayapur , India, el lugar de nacimiento del Señor Caitanya . Llevaba una carta. " Nueva Vrindavan ha sido atacada . "
" ¿Qué es eso ? " Preguntó Prabhupada , levantándose de su pequeño escritorio para tomar la carta y leerla por sí mismo.
La carta de Kirtanananda relataba como Nueva Vrindavan era asediada por hordas de moteros . Kirtanananda escribió que él había capturado a dos de ellos , pero un gran jurado karmi los había dejado en libertad. Se acaba de demostrar cómo maya estaba convirtiendo a las personas contra el movimiento de Krishna.
Prabhupada leyó la carta sin levantar los pesados párpados. Él había estado esperando esto. Fue , de hecho , una buena señal. Maya , la ilusión , el enemigo de los que suben el camino espiritual de vuelta a Dios , sólo ataca cuando ve que alguien esta avanzando en la via espiritual.
Prabhupada hojeó el Bhagavad - Gita en su escritorio. Se detuvo en una página que describe el punto de inflexión en la batalla entre los Pandavas y los Kauravas , una lucha por la sucesión generalmente visto como una metáfora de la lucha interna que se enciende dentro de todos nosotros . Pero Prabhupada , un fundamentalista , cree que la batalla fue un hecho histórico. Obviamente, el señor del universo tolera la violencia.
" Tendre que escribir una carta a Kirtanananda , " Prabhupada le dijo a su secretario. Esperó a que el devoto tomara su libreta y lápiz , y luego comenzó a dictar la carta:
Cuando Nueva Vrindavan ha sido atacado dos veces , tres veces , ¿por qué no quedarse con las armas? Cuando la violencia se presete , debe haber violencia. No somos seguidores de la filosofía de Gandhi. La nuestra se inició en los campos de batalla. Si alguien te ataca , debes protegerte lo mejor que puedas."
Cuando Kirtanananda leyó la carta , no pudo evitar sonreír.
El ataque sirvió para unir a los devotos de Nueva Vrndaban: ahora se ocupaban de la construcción de un arsenal y la contratación de un nuevo tipo de devoto.
Los ojos de Tom Westfall se abrieron cuando empezó a leer los nombres de los nuevos discípulos en el ordenador de la policía. Nueva Vrindavan siempre ha atraído a una gran cantidad de tipos de la contracultura , a menudo con antecedentes penales por posesión de marihuana o la vagancia . Pero los nuevos devotos eran una raza más violenta más difícil, con mas antecedentes policiales. Muchos de ellos habían cumplido condena por delitos como robo a mano armada y asalto con arma mortal.
Westfall observó los cambios radicales en el municipio desde el télex que miraba casi todos los días y donde regularen recibía informes y pesquis de otros departamentos de policia
En esos momentos, fuentes procedentes de la comunidad, informaban de que allí arriba se estaba creando un arsenal y se estaba entrenando un cuerpo de auto-defensa .
La aprehensión de Westfall crecía día a día . " Cualquier cosa puede pasar por ahí," dijo a Martha, su novia, una noche, " Todo es posible. "
Thomas Drescher apoyó su mano izquierda sobre la derecha y apretó fuertemente el revolver Colt .45 automático apuntando al blanco que no era otra cosa que una la silueta en negro de una figura humana . Respiró hondo y disparó nueve veces, provocando en la cabeza y cuello de la silueta que hacia de blanco agujeros del tamaño z de un puño.
"Vaya , hombre, eres un autentico franco-tirador ! " Dijo Walt Parry, el recién nombrado comandante del tempo de NuevaVrindavan . Antes de unirse a los Krishnas, Parry montó una pandilla de motociclistas, en Costa Este que practicaba la magia negro. Salió de la pandilla de moteros para unirse a los Marines y luego desertó para unirse a los Krishnas .
" En un par de semanas , tu también podrás ser muy bueno ", dijo Drescher mientras vuelve a cargar el 0.45 . " Aquí podrás practicar todo lo que quieras . Tienes que recordar que el disparar es un arte. No puedes ir con prisas . Tienes que aprender a sentirlo."
" Te Juro que he visto más armas desde que estoy aquí que todo el tiempo que estuve con los marines ", dijo Parry . " "De donde procede todo ese arsenal?"
" Hay dos chicos que se ocupan de las armas ", dijo Drescher. " Uno es Keith Weber, el otro es Todd Schenker. Los habrás visto probablemente por ahí con uniforme sombreros de camuflaje . Realmente saben lo suyo cuando se trata de armas de fuego. Weber bebe mucho, pero es un buen tipo. "
Parry asintió con la cabeza. Cogió un 0,45 , apuntó al blanco, y rápida - disparó cinco tiros que dieron todos en la silueta.

Parry oyó un vehículo que venia por la carretera hasta el campo de tiro, que estaba oculto en un barranco en las colinas detrás de la comuna, y se dio la vuelta para mirarlo. Dresher se apresto enseguida a usar se arma.
" Tómalo con calma ", advirtió Drescher. " Se trata de Kirtanananda , lo reconozco por el ruido del motor. Le gusta venir por aquí y echar un vistazo a su ejército."
Un Toyota Landcruiser se paró usto delante , y el gurú salió sonriendo.
" Hare Krishna," dijo. "Es agradable ver a primera línea de defensa de Nueva Vrindavan de maniobras . "
Drescher sonrió como un niño cuyo padre acaba de aparecer.
" Mira esto ", dijo. Apuntó el 0,45 al blanco e hizo nueve disparos . Los tris sacudieron a Kirtanananda ; saltó hacia atrás , pero no apartó los ojos de la meta.
"Eso es magnífico ! " Dijo Kirtanananda . "Realmente compadezco a cualquiera que sea suficientemente tonto como para venir aquí a meterse con nosotros. "
"¿Quién iba a hacerlo , de todas formas ? " comentó Parry . "Nosotros no nos metemos con nadie. "
"No hay una respuesta simple para eso", dijo Kirtanananda condescendiente . " Desde la eternidad pasada hasta la eternidad futura , ha sido, y siempre será, una gran lucha entre los devotos y los demonios. Esa lucha es la esencia misma de este mundo material " .
Kirtanananda volvió a subir a su Landcruiser y se fue. " ¿Lo has observado bien ", preguntó Drescher . "Es diez veces más inteligentes que nadie que yo haya conocido
Parry y Drescher comenzaron a recoger algunos de los cartuchos usados que cubrían la zona.
"Tiene que haber una fortuna en bronce tirada por el suelo ", dijo , lanzando un puñado de casquillos de balas en la parte posterior de la camioneta blanca de Drescher.
" Olvídate e recoger las balas usadas ", dijo Drescher, mientras enfundaba su Colt 45. " Vamonos de aquí. Eso es mucho trabajo. "
" Pero si recogemos los casquillos de bala y volvemos a cargarlos como los infantes de marina, nos ahorramos un montón de dinero. "
"El dinero no es un problema aquí. " Drescher se encogió de hombros. " Kirtanananda les da a Weber y a Schenker todo lo que necesitan . Estan siempre comprano munición nueva. ¿Por qué molestarse recargarlas cuando tenemos mucho mas de lo que nunca vamos a a utilizar. Venga, vamonos. "Necesito una cerveza."

Un devoto de Chicago " Gary Dienstel " observaba como los coches e apresuraban ara regresar a sus casas . Eran las siete de la tarde en una fría noche de marzo de 1974. El embotellamiento duraba ya casi unahora . Soplaba n viento helado, mientras que el permanecía en el parking del supermercado Loop de Chicago.
El frío no le molestaba a Dienstel . Había crecido en Green Bay, la "nevera del norte", y se había acostumbrado a la congelación hace mucho tiempo. Se había unido a los Krishnas dieciocho meses antes, después de abandonar la Universidad de Wisconsin en Madison, cuando estaba tan solo en el primer año. Ahora él pateaba las calles , haciendo caso omiso de las condiciones meteorológicas y vendía los libros de Prabhupada y las revistas de Vuelta al Supremo.
Dienstel vio como un Ford azul entraba en la calle y se detiene en un lugar reservado para taxis. Un hombre salio y se acercó a un puesto de periódicos escondido entre las escaleras que conducían al ferrocarril central de Illinois y la Biblioteca Pública de Chicago. Dienstel se le acercó.
" Hare Krishna ", dijo , entregándole al hombre una copia De Vuelta al supremo. "Por favor, toma uno. " " Sólo iba a recoger una copia del Sun Times, " el chico dijo mientras aceptaba la revista. Él hojeó a través de las páginas profusamente ilustradas por un momento y luego miró a Dienstel. "Esto se ve muy bien," dijo. "Estoy interesado en las religiones hindúes. " La cara de Dienstel se iluminó. Era raro que alguien se interesase.
"Somos la primera religión oriental a hacer incursiones en el oeste ", dijo Dienstel rápidamente. "Nuestro maestro espiritual suele llamar Occidente" el ciego " porque Estados Unidos esta tan espiritualmente empobrecida. Él llama a Oriente " el cojo " porque la India es tan pobre . Pero si los dos se unen , tenemos una asociación pefecta."
" O, tu serias capaz de juntase a un ciego con un cojo , " dijo el hombre, mientras se pon su pesado abrigo . El ánimo de Dienstel cayo por los suelos. El chico se estaba burlando de él.
" Era sólo una broma ", dijo el hombre con una sonrisa. "Sé algo acerca de vuestro movimiento . Mi vecino tiene un hijo que se unió a uds en el sesenta y nueve. Estaiss haciendo muy buen trabajo. "
" Hemos publicado una gran cantidad de literatura ", dijo Dienstel , animándose de nuevo. "Nuestro maestro espiritual ha producida la mayor traducción del Gita que nunca se haya heho . Se llama El Bhagavad -gita Tal Como Es y enfatiza la práctica de bhakti yoga, no la filosofía aguada que te dan en la universidad."
" Mi vecino me contó algo al respecto", dijo el hombre. "No tendrás un ejemplar por casualidad ¿verdad? "
"Tenia un montón, pero los he vendido todos", dijo Dienstel . "Podría tener uno para mañana. ¿Trabajas en el Loop? "
"Asi es , " dijo el chico . " Vamos hacia el coche . Te daré mi dirección y te puedo traer mañana. " Caminaron hasta la acera. "Este es Donnie , mi compañero ", dijo el hombre , señalando a su chofer periodo . " Llevamos una empresa de coches de alquiler en Wabash . Eres más joven que yo . Alcanzame ese maletín en el asiento trasero , y yo voy a dar una tarjeta con mi dirección. "
Dienstel alcanzó el maletín. El hombre lo empujó denro el coche, saltó detrás de él , y cerró la puerta. El conductor pisó el acelerador y salió disparado por la Avenida Michigan. Dienstel gritó y trató de abrir de la puerta. El hombre le torcio el el brazo de Dienstel detrás de la espalda y le tapó la boca con la palma de su mano.
" Relájate, Gary , estamos aquí para ayudar", dijo el hombre.
Dienstel dejó de poner residencia , el hombre retiró la mano de la boca de Dienstel pero se mantenía a pocos centímetros de distancia .
" ¿Quién eres tú ? " Preguntó Dienstel. "
Tus padres nos enviaron . Piensa en nosotros como amigos de la familia " , respondió el hombre.
" Odian a Krishna ! " Gritó Dienstel . "Los voy a demandar ! Tengo veinte años , tengo derecho a llevar mi propia vida. "
" Por supuesto que si , Gary , es por eso que estamos aquí ", respondió el hombre. " Vamos a ayudarle a vivir tu propia vida. No ese tío de vida que has estado programado para vivir. "
"Sois desprogramadores ! " Gritó Dienstel.
" Lo has adivinao, Gary ", dijo el hombre. "Yo soy Sam y ya he conocido a Donnie . Vamos a tener largas conversaciones . Te diré algo: Si te tumbas en el suelo aquí, de manera que no sepas a donde vamos , no te voy a atar ni vendar los ojos. ¿Que me dices? " Dienstel permanencia acurrucado en el suelo. erró los ojos y comenzó a cantar .
" Gary , lo que estás haciendo no es lo primero que tenemos que hablar ", dijo Sam . " Tiene que dejar de canta ' en estos momentos. "
" El cantar los nombres del Señor es la forma más pura de adoración ", dijo Dienstel . "Cuando cantas , Dios está realmente en tus labios . Cantar quema mal karma."
"Ese es el lavado de cerebro , se lo que es, " interrumpió Sam . " Tienes que dejar de repetir todo se galimatías y darte la oportunidad de pensar. "
"Yo sé cómo pensar . Creo que mucho mejor ahora de lo que hice antes de que me rendera a Krishna. " " Gary, esto es Estados Unidos. Lo que hizo grande a este país es, uno no tiene que someterse ni rendirse a nadie " .
Dienstel miró a Sam . Dejó de mover los labios, pero seguía repitiendo el canto con furia en su mente.
Los dos desprogramadores le dieron la vuelta antes de llevarlo a una casa de seguridad en Homewood, un suburbio a veinte millas al sur de Chicago. Lo metieron en la casa de madera , él se sentó en el sofá, y le preguntó si le gustaría hablar con sus padres .
Negó con la cabeza , pero se adelantó e hizo una llamada. Sam dijo unas palabras y le paso el telono a Dienstel . Escuchó a su padre explicarle por qué había contratado a los desprogramadores . Sam volvió a intentar convencer a Dienstel adecirle algo a su padre. Una vez más se negó.
Los desprogramadores lo llevaron a la parte trasera de la casa y lo encerraron en una habitación . Dienstel se tumbó en la cama y trató de averiguar qué hacer. Era pequeño y delgado -no podía enfrentarse a los desprogramadores . No había manera de que pudiera reducirlos a estos chicos y escapar. Iba a tener que empezar a pensar co mo librarse en ellos.La puerta se abrió una hora mas tarde.
" Sal de ahí, vamos a tener una pequeña cena ", dijo Sam.
Dienstel entró en la sala de estar. Donnie estaba sentado en un sofá, tomando un bocado de una hamburguesa.
" Ahí un Big Mac , patatas fritas y un batido de chocolate ", dijo Sam.
" Si no deseas el batido, te lo cambio por mi Coca-Cola. "
" Esto es realmente asqueroso ! " Dijo Dienstel. " Tu sabes que yo soy estrictamente vegetariano. "
" ¿Por qué , Gary ? ¿Por qué no comer carne ? "
" No creemos en la matanza de los animales ", dijo Dienstel .
"Un animal muere en un acto de violencia. Cuando uno come carne, ingiere en realidad esa violencia. Se trata de tomar el mal karma. "
Sam se acercó y acercó su rostro de a Dienstel.
" Mentira, Gary . " Gritó. " Todo eso es una jilipollez ! Te voy a contar la verdadera razón por la que tu eres un vegetariano . Es para debilitar tu cuerpo. Así es como la gente trabaja estos, Gary . Cuando debilitan tu cuerpo , ellos debilitan también la mente. "
" ¿Qué gente? ¿Quiénes son "ellos" ? ", Preguntó Dienstel.
" Los Krishnas , Iglesia de la Unificación del reverendo Sun Myung Moon, los Niños de Dios , los cienciólogos , Synanon , Misión de la Luz Divina del Gurú Maharaji Ji. Son todos iguales , Gary. Todos las sectas operaran de la misma manera. " -
" ¿Estás diciendo que ISKCON es una secta? "
"Eso es . Exactamente. "
"Somos una religión ! "
" Y vuesro Dios es Prabhupada ? "
"Él es un representante de Dios . Hay una gran diferencia," dijo Dienstel.
"Es un buscavidas con túnicas y tu eres un tonto , Gary. Un autentico mamon. "
Dienstel hizo una mueca. Sam y Donnie sonrieron.
" ¿Por qué vives en el templo, Gary ? ¿Por qué vivir en ese templo maldito ? "
" En un entorno comunitario , las personas se ayudan entre sí a lo largo del camino espiritual, " dijo Dienstel .
Una vez más Sam metió la cara entre las narices Dienstel .
" Gilipollas , Gary. Una comuna es un campo de concentración . Los mantienen juntos para controlaros, para controlar todo lo que haces y todo lo que piensas " .
Dienstel rechazó su Big Mac, y Donnie le empujó de nuevo a su habitación. Una hora más tarde, se lo llevaron de vuelta a la sala y empezaron a importunarlo de nuevo. Después de un par de horas, lo enviaron de regreso a su habitación. Dienstel estaba tan agotado , que se fue directo a dormir.
Parecía que habían transcurrido tan sólo unos minutos , pero fue casi una hora más tarde, cuando volvió a abrir los ojos para encontrar a Donnie sacudiéndolo.
El interrogatorio comenzó de nuevo. Volvieron otra vez las conferencias. Continuó así durante tres días. Uno de los desprograsmadores. trabajaba con en él durante un par de horas y luego el otro se haría cargo . Ponian en el magnetófono cintas anti- culto producidas por otros desprogramadores y devotos que habían desertado del movimiento. Todas las noches , se tomaban el tiempo para llamar a sus padres. Dienstel se negó rotundamente a decir una sola palabra. Después de la llamada , Sam y Donnie le dejaron dormir durante una hora o dos, y luego lo despertaban y continuaban con el asalto de su fe.

Dienstel le encantaba hablar de Krishna y discutir acerca de la religión .
Consideraba su secuestro como una prueba de su fe y estaba decidido a no ceder
Cuanto más los desprogramadores atacaban , más obstinado se volvia él .
Él bloqueó cada uno de sus argumentos con citas de Prabhupada y los libros sagrados. Hasta el momento, a Dienstel , le estaba resultando fácil mantener una yerta sueioridad intelectual.
Pero sabía que estaba perdiendo el combate físico, que se estaba debilitando . Él se negaba a comer la comida rápida que le servían y estaba pediendo peso día a día . La privación del sueño lo estaba también también socavando . Sus ojos estaban hundiendo en sus cuencas . Sus mejillas estaban arrugadas y hundidas hundido como las de un viejo .
Acostado en su cama sin hacer , al final del tercer día , Dienstel tuvo n destello de inteligencia. La única manera de ganar, pensó , eras declararse vencido . A la mañana siguiente, cogió su McMuffin de huevo y le dio un mordisco. Casi le hizo vomitar. Pero se tragó su repulsión y terminó la magdalena.
"He estado pensando en algo", dijo después Dienstel a los desprogramadores, mientras estos despejaban la mesa. " Puede que tengais razón sobre la vida en el templo. Realmente es bastante reglamentada " .
" ¿Cómo es eso ? " Preguntó Sam . " Dime exactamente cómo ? "
" Bueno, sólo echar un vistazo a nuestros días. ¿Cuándo tenemos un momento libre? "
"Asi es Gary. Cuentanos todo . ¿Y por qué es eso así? "
" Estoy empezando a pensar en eso ", respondió Dienstel .
Esa tarde , estaban sentados alrededor de la sala , charlando .
" Has estado alguna vez en Wrigley Field? " Preguntó Donnie . " Alguna vez has visto un partido amistoso ? "
" No tiene ", respondió Dienstel . " Me gustaría , sin embargo. Yo era un gran fan de los "Cerveceros de Milwaukee" antes de unirme al movimiento " .
Dienstel hizo una pausa, sumido en sus pensamientos .
" Tengo que admitir que hay cosas que echo de menos ", confesó .
" Como que, por eemplo , Gary ", preguntó Sam. "
"Como Creedence Clearwater Revival. Yo solía escucharlos todo el día. Creo que no he escuchado una canción de ellos desde que me uní al movimiento.
"Los Krshnas piensan que el rock and roll es maya."

A la tarde siguiente , Donnie deslizó un casete en su reproductor . Dienstel se preparó para escuchar toas de las muy aburridas cintas antisemita . Se sorprendió mucho al reconocer los primeros compases . Momentos mas tarde toda la habitación se lleno con el cuando el profundo acento sureño de John Fogerty cantar "Proud Mary ". Dienstel no puro contener una sonrisa forzada. Pronto se puso él mismo a tararease las melodía, aunque se le había olvidado la letra y tenia que improvisar.
En los días que sucedieron , el ambiente en la casa-franca cambió, de un campo de entrenamiento de marines una sala de interrogatorio, donde un par de detectives ambiente estaba interrogando a un testigo dispuesto a colabor. Al co-mienzo de la segunda semana , Dienstel accedió a decir algunas palabras a sus padres. Pronto las conversaciones nocturnas duraban solo media hora. Incluso parecía disfrutar de la dieta de hamburguesas Big Mac , patatas fritas y batidos.
" Me había olvidado de lo bueno que se trataba ", dijo , secándose la salsa de tomate de la barbilla una noche durante la tercera semana. " El sabor de América. "
Sam y Donnie sonrieron.
A la mañana siguiente, a las cuatro , Dienstel se levantó. Llevaba los zapatos en la mano izquierda , entró de puntillas en la sala de estar . Donnie , que se suponía que lo custodiaba , estaba dormido en el sofá. Las llaves estaban encima de la mesa . Dienstel los tomó y los apretó suavemente en la palma de la mano para no hacer ruido. Luego se acercó a la puerta , giró la nueva cerradura brillante, y abrió la puerta muy lentamente , sintió como si el tiempo se hubiera detenido.
Hacía mucho frío fuera. Llevaba sólo la camisa y pantalones vaqueros desgastados que los desprogramadores le habían dado. Temblando por el frío y la emoción , se puso los zapatos y salió corriendo por una calle oscura . Las calles eran todas iguales, con casas de dos habitaciones que tenían fachadas de ladrillo falsos.
Dienstel comenzó a entrar en pánico.
Llegó a una esquina y se detuvo . Miró a la izquierda y luego a la derecha. Él sólo pudo distinguir una luz roja de los semáforos muy abajo en la calle. Corrió hacia ella y descubrió una carretera principal. Giró a la izquierda sin ninguna razón real y comenzó a correr . Cuando se cansó , se paró a descansar en un paseo. Entonces comenzó a correr de nuevo, hasta que se encontró en el centro de Birmingham, de pie delante de la entrada del ferrocarril central de Illinois. El corazón le latía de alegría. El tren le llevará de vuelta a Chicago y al templo de ISKCON.
De pie en la puerta de un restaurante grasiento de la estación, Dienstel vio su billete de vuelta e la forma de unos viajeros madrugadores esperando en el andén. Sabía que si iba hacia ellos , podía mendigar el dinero para su pasaje . Pero algo lo detuvo . Tan pronto como Sam y Donniç se percataran de su fuga , este seria el primer lugar que vendrían a buscarlo. ¿Y quién sabía con qué frecuencia los trenes pasarían a esta hora? Él podría quedar atrapado allí en la plataforma durante veinte o veinticinco minutos. Si los desprogramadores llegaron antes que el tren , estaba perdido.
Sin embargo , pensó , vale la pena el riesgo. Si pudiera coger el tren , qudaria fuera de peligro. Estaba a punto de entrar en la calle cuando escuchó un rugido de un motor . Él miró a su izquierda y vio a un par de faros rebotando hacia él. Se agachó de nuevo y se escondió en la entrada del restaurante oscuro.
El Ford azul hizo un cambio de sentido en medio de la intersección y se detuvo balanceándose frente a la estación de tren. Sam saltó y corrió escaleras arriba . Donnie se bajó del coche y miró hacia arriba y abajo de la calle. Esperó que un coche pasara y cruzó al lado de Dienstel . Eran más de las cinco ahora y empieza a clarear . Unos metros más, Dienstel sabía que Donnie lo iba a atrapar.
"Donnie " La voz resonó por las calles vacías. Donnie se detuvo y se dio la vuelta . " Él no está allí! Vamos a ver las paradas de autobús en la carretera de Dixie ! "
Donnie se volvió y corrió hacia el coche . Los dos desprogramadores se subieron en su Ford y se fueron coriendo, con un chillido de los neumáticos . Por unos momentos , Dienstel tenía miedo de moverse . Quería cruzar la calle y subir las escaleras a la plataforma desesperadamente , casi podía sentir sus pies moverse. Pero ¿y si Sam y Donnie regresaban ? No valía la pena el riesgo.
En su lugar , caminó a lo largo de las sombras hasta que encontró una calle lateral que se dirigió al sur y comenzó a recorrer su camino a través del laberinto urbano, siempre asegurándose de moverse paralelo a las vías del tren. Finalmente se abrió camino en Chicago Heights, el sur de la ciudad de Homewood. Encontró la estación de tren y se dirigió a la plataforma. Le dijo a un viajero que tenia tanto sueño cuando salió de su casa que se había olvidado de su cartera. Si volvía a buscarla , él perdería su tren ya sería tarde para el trabajo . El hombre le dio un par de dólares y su tarjeta de visita. Dienstel prometió enviar el dinero.
Una hora más tarde , entró en el templo de Chicago, donde lo acogieron como a un héroe .
"Estasmos n guerra contra maya" grito e presidente de templo de Chicago, mientras señalaba a Dienstel que estaba sentad en la primera fila, donde los devotos estaban todos reunidos en la sala del templo, en un elegante edificio.
"El secuestro de nuestro hermano espiritual, que ha regresado hoy con nosotros, por la misericordia de Krshna, no es un caso aislado, los devotos estas siendo, por secuestradores en todo país"

 

Comentários

Postagens mais visitadas deste blog

ISKCON Pandemônio