Engañadores y engañados

por Lila Madhava das

Hare Krishna!

Leyendo los últimos artículos, especialmente el presentado por Astika das, he sentido la necesidad de comunicarme con Uds. Es evidente que tienen suficientes argumentos y pruebas para iniciar una acción legal. De acuerdo con la carta de Srila Prabhupada a Karandhara, de 1972: “No centralicen nada. Cada templo tiene que permanecer independiente y autosuficiente. Ése fue mi plan desde el mismo comienzo, entonces, ¿por qué están pensando de otro modo? Una vez en el pasado quisiste hacer algo centralizado con tu reunión del GBC, y de no haber intervenido yo, todo se hubiera destruido.”

“El movimiento de conciencia de Krishna significa entrenar a los hombres para que se vuelvan personas con un criterio intelectual independiente, competentes en todas las ramas del conocimiento y la acción; y no para que sean burócratas. Tan pronto cuando haya burocracia, todo se echará a perder. Siempre debe haber esfuerzo personal y trabajo con responsabilidad, espíritu competitivo. Y no que alguien domine, distribuyendo beneficios a los demás y estos no hagan nada más que mendigar, pidiéndoles y Uds. provean. No.”

Un pensador independiente es un Brahmana que puede discriminar de acuerdo a la fórmula guru-sadhu-sastra. Es ecuánime en sus decisiones y con criterio sabe administrar la justicia. Además da el ejemplo de conducta apropiada.

En el Bhagavad Gita, 10.4-5, encontramos estas decripciones:

“Satyam, veracidad, significa que los hechos se deben presentar tal como son, para beneficio de los demás. No se deben tergiversar los hechos. Según las convenciones sociales, se dice que uno puede hablar la verdad únicamente cuando les resulte agradable a los demás. Pero eso no es veracidad. La verdad se debe hablar de un modo franco, de manera que los demás puedan saber cuáles son los hechos. Si un hombre es un ladrón y a la gente se le advierte que él es un ladrón, ésa es la verdad. Aunque a veces la verdad sea desagradable, uno no debe dejar de hablarla. La veracidad exige que se presenten los hechos tal como son, para beneficio de los demás. Ésa es la definición de verdad.”

“El control de los sentidos significa que éstos no se deben emplear para el disfrute personal innecesario. No hay nada que prohíba satisfacer las verdaderas necesidades de los sentidos, pero el disfrute innecesario de los sentidos va en detrimento del avance espiritual. Por lo tanto, se debe reprimir el uso innecesario de los sentidos. De forma similar, uno debe evitar que la mente se entregue a pensamientos innecesarios; eso se denomina sama. Uno no debe perder el tiempo en considerar cómo hacer dinero. Ése es un mal uso de la capacidad de pensar. La mente se debe utilizar para entender la necesidad fundamental de los seres humanos, y ello se debe presentar de un modo autoritativo. La capacidad de pensar se debe desarrollar en compañía de personas que sean autoridades en las Escrituras, personas santas, maestros espirituales y aquellos cuyo pensamiento está sumamente desarrollado.”

“Abhayam, o la valentía, sólo puede existir en aquel que se halla en estado de conciencia de Krishna.”

“Ahimsa, no violencia, significa que uno no debe hacer nada que ponga a otros en una situación de sufrimiento o confusión. Las actividades materiales que prometen los muchos políticos, sociólogos, filántropos, etc., no producen muy buenos resultados, ya que los políticos y filántropos no tienen una visión trascendental; ellos no saben qué es lo verdaderamente beneficioso para la sociedad humana. Ahimsa significa que la gente debe ser adiestrada de modo tal que se pueda lograr la plena utilización del cuerpo humano. El cuerpo humano es para la iluminación espiritual, así que cualquier movimiento o cualesquiera comisiones que no fomenten ese fin, cometen un acto de violencia contra el cuerpo humano. Aquello que fomenta la felicidad espiritual futura de la generalidad de la gente, se denomina no violencia.”

“Samata, ecuanimidad, se refiere al hecho de estar libre del apego y la aversión. Estar muy apegado o estar muy desapegado no es lo mejor. Este mundo material se debe aceptar sin apego ni aversión. Aquello que es favorable para la prosecución del cultivo de conciencia de Krishna, se debe aceptar; aquello que es desfavorable se debe rechazar. Eso se denomina samata, ecuanimidad. Una persona en estado de conciencia de Krishna no tiene nada que rechazar ni nada que aceptar más que en función de la utilidad de las cosas en la prosecución del cultivo de la conciencia de Krishna.”

Es evidente que no incurrimos en ofensas al presentar los hechos que se han probado fehacientemente con documentación. Lo que es más doloroso es la impunidad de Guru Prasada Swami, repitiendo una y otra vez sus crímenes. También nos debe llevar a pensar que una persona que comete tremendos errores y no posee el mínimo cargo de conciencia negándolos; o es un farsante mentiroso o es muy inteligente y cumple a la perfección un plan predeterminado. Lo confirma el método sistemático de aplicación en el transcurso de los últimos años. Con seguridad, si observamos sus acciones en los más mínimos detalles, nos encontraremos con una sorprendente frialdad en la manipulación de los hechos. Producto de un cálculo que asustaría al más inocente investigador, por la perfección de los pormenores.

Se puede hacer un paralelo con otro personaje misterioso como es Manonath, además invitado a la zona por los GBC´s GPS y Virabahu. Vamos a considerar su modus operandi, siguiendo su historial, sabemos los desastres cometidos en Italia, tanto materiales como espirituales. De la nada, aparece como candidato al GBC en Latinoamérica, primero en Panamá, luego de su fracaso allí es puesto, reincidiendo en Colombia. Destruyendo lo poco que había. Como recompensa a su “fidelidad” al sistema de poder, se lo “promociona” como Secretario Regional y se le asigna Costa Rica; aquí ya sabemos cómo destruyó nuevamente un programa y las grandes dificultades que creó. Ahora está en Puerto Rico, en silencio y como premio a su servicio: miembro activo del Comité Latinoamericano, camino al GBC y todos los privilegios que conllevan ese nombramiento. Podríamos pensar que cometió muchos errores y por lo tanto es incompetente para asumir algún cargo administrativo. Pero también se puede recapacitar que ha cumplido un designio; tanto de Kali o de un poder oculto superior; completamente a la perfección. Esta es una perspectiva que debemos asumir y no solamente en estos dos personajes, sino también en todos los miembros del GBC. Con estos pensamientos quedaríamos aterrorizados por lo que pudiéramos descubrir. Realmente una película siniestra de terror. Llegar a estas conclusiones es la lógica explicación a la falta de sentido común y un total desprecio por los sentimientos de los vaishnavas. Aquí hay sólo dos argumentos: o son completamente retardados mentales o son muy inteligentes actuando de común acuerdo, bajo un plan determinado para perpetuarse en el poder utilizando el movimiento de Srila Prabhupada. Me inclino por ésta última.

En la lógica del verso del BG 9.30, api cet su-duracar, "Incluso si alguien comete las acciones más abominables de todas, si está dedicado al servicio devocional se debe considerar que es un santo, porque está debidamente situado en su determinación. Srila Prabhupada en el significado nos alerta de cometer esos tropiezos premeditadamente reincidiendo en los actos pecaminosos, y que ya no se puede considerar una caída accidental".

“Algunas veces, sin embargo, puede que se observe que una persona consciente de Krishna comete un acto que, desde el punto de vista social o político, pudiera tomarse como de lo más abominable. Pero esa caída temporal no la incapacita. En El Srimad-Bhagavatam se dice que si una persona cae pero está dedicada de todo corazón al servicio trascendental del Señor Supremo, el Señor, como está situado en su corazón, la purifica y le perdona esa acción abominable. La contaminación material es tan fuerte, que hasta un yogi plenamente dedicado al servicio del Señor, a veces queda atrapado; pero el proceso de conciencia de Krishna es tan fuerte, que esa clase de caída ocasional es corregida de inmediato. Por consiguiente, el proceso del servicio devocional siempre es un éxito. Nadie debe burlarse de un devoto por algún alejamiento accidental del sendero ideal, pues, como se explica en el siguiente verso, esas caídas ocasionales se detendrán a su debido tiempo, en cuanto el devoto se halle totalmente situado en el estado de conciencia de Krishna.”

“Por otra parte, uno no debe cometer el error de creer que un devoto que se encuentra en el trascendental servicio devocional, puede actuar de cualquier manera abominable; este verso únicamente se refiere a un accidente causado por el fuerte poder de las relaciones materiales. El servicio devocional es más o menos una declaración de guerra contra la energía ilusoria. Mientras uno no es lo suficientemente fuerte como para pelear contra la energía ilusoria, puede que haya caídas accidentales. Pero cuando uno es lo suficientemente fuerte, deja de estar supeditado a esas caídas, tal como se explicó antes. Nadie debe aprovecharse de este verso y hacer tonterías y creer que aún es un devoto. Si él no mejora su carácter mediante el servicio devocional, se ha de entender entonces que no es un devoto elevado.”

Entonces aquí no se aplica esta referencia. Tenemos una ilegalidad abominable que se ha transformado en un crimen, punible judicialmente. Tanto en el Manu Samhita como en el Mahabharata se mencionan los castigos e infiernos para aquellos que blasfeman sin tener pruebas concretas o mienten por envidia en sus declaraciones. La injuria a una persona inocente con falsas acusaciones o sin evidencias contundentes destruyen todas sus acciones benéficas. Sufrirán tanto en esta vida, perdiendo sus actividades piadosas; como las siguientes en el infierno. Pero en esta historia hay más que suficientes acusaciones en contra de la moral, los principios humanos, la convivencia social, los principios religiosos, la ética, la verdad y actos en contra de la buena fe de las personas.

Ahora, con ver toda esta lista de violaciones de las leyes civiles, falsificaciones, adulteraciones en documentos públicos, engañar a las autoridades con el fin de robar una propiedad, secuestro, extorsión, corrupción, malversación de fondos, mentir abiertamente al estado y seguramente un sin número más de delitos punibles por la ley, que se pueden encontrar a lo largo de todos estos años de administración fraudulenta. No queda más que exigir la renuncia del GBC y de todos los secuaces que conforman el Consejo de Gobierno de ISKCON México. Si así no lo hicieren, entonces hay que recurrir a la justicia, siguiendo los pasos adecuados para elevar una protesta.

Este es el sistema adoptado por todos los tiranos que administran ISKCON en Latinoamérica. Primero se rodean de seguidores descalificados, ineptos y corruptos. Con esto se aseguran la complicidad en sus actos delictivos. Luego marginalizan a los devotos sinceros y a los discípulos de Srila Prabhupada, poniéndolos en la categoría de “demonios”. Con sus seguidores ciegos comienzan el régimen de corrupción y abuso de poder. La técnica es que con un poco de tiempo vendrán nuevos devotos y serán sus discípulos, manipulándolos más fácilmente, ya que no podrán criticar a su “maestro espiritual, devoto puro de Krishna”. Un ejemplo es Buenos Aires, Gunagrahi M. se ha rodeado de este tipo de delincuentes, un ladrón, un borracho y un viciado en drogas. Además de un grupo de mujeres de dudosa reputación, que se encargan de cocinarle y lavarle la ropa. Con esto se protegen mutuamente al mejor estilo de la mafia. Todo el mundo tanto en Uruguay como Argentina sabe de sus deslices en Montevideo, pasando noches enteras junto a los grupos de músicos de Candombe, tocando sus tamboriles para aprender nuevos ritmos. Sólo que allí se ejecutan toda clase de actividades pecaminosas, drogas, bebidas y prostitución. Y el baile de las “mulatas” semidesnudas es lo que más atrae en la mirada penetrante del “Goswami”. Ahora comienza a iniciar y tendrá sus fieles y ciegos seguidores para perpetuarse en los placeres de Guru y Sannyasi. Y también, por consiguiente de los privilegios de GBC. Cuando más de 90 devotos hicieron una queja, el GBC les mandó a Jagajivan y a Nitai (el abogado de Texas) para contenerlos y amenazarlos si seguían con las acusaciones. Es más exoneró a Gunagrahi de toda culpa, a pesar que tenían pruebas y consiguieron así destruir el templo, ahora todos están excomulgados o auto-excluidos por el procedimiento de las autoridades competentes de ISKCON. Un abuso y una vergüenza. Hay que terminar con estas cosas y eliminar este cáncer de nuestra sociedad de una vez por todas.

Han creado con el régimen zonal un proceso de intimidación y terror. Incluso han excluido al libre pensador, esclavizando a los devotos inteligentes, eliminándoles los pensamientos, la autonomía y la responsabilidad. Utilizaron las escrituras para atemorizarnos en contra de las ofensas, no permitiendo el avance de los demás; ya que pondría en peligro su insignificancia. Además sería manifiesta su incompetencia, descalificación y falta de honor.

Srila Prabhupada nos advierte de esta debilidad en el significado del verso del BG 2.5: "Sería mejor vivir en este mundo mendigando, que vivir a costa de la vida de grandes almas que son mis maestros. Aunque ellos busquen un provecho mundano, son mis superiores. Si ellos son matados, todo de lo que disfrutemos estará manchado de sangre".

Dice claramente cómo debemos proceder en relación a este sentimentalismo pernicioso que nos limita en nuestro avance espiritual y nos destruye la independencia del pensamiento.

“Según los códigos de las Escrituras, el maestro que incurre en alguna acción abominable y que ha perdido su sentido de discriminación, es digno de ser abandonado.”

“Debido a esas circunstancias, han perdido su respetabilidad como maestros.”

Este es mi pequeño aporte a los devotos sinceros en el servicio a Srila Prabhupada, en la segunda parte les explicaré como actuar en forma racional y metódica para elevar una protesta seria e inteligente a las autoridades competentes.

Comentários

Postagens mais visitadas deste blog

ISKCON Pandemônio

El Mono Empalado 11