El Negocio del Guru





Por Sulochana Das

(Sulochana das fue asesinado el 22 de mayo de 1986, en Los Ángeles.

dos días después de escribir esta historia)



TABLA DE MATERIAS



PREFACIO



Un despertar rudo:


Yo empecé a leerme las cartas personales que Prabhupada escribió a sus discípulos, porque estaba interesado en encontrar citas que hablaran de la vida del casado, por aquel entonces, yo andaba desesperado intentando salvar mi matrimonio, a pesar de que este fuera el objetivo primordial, sabía también que mi deber moral era proteger a mi mujer y mis hijos de un eventual peligro, fue de este modo como empecé la investigación, con las bendiciones del Señor de la moralidad, Sri Caitanya Mahaprabhu, dado que yo me había acercado a su mas elevado representante, Srila Prabhupada para que me guiara y me inspirase, sabía de antemano que el resultado tendría que ser por fuerza, de buen augurio, cualquiera que este fuese, no tenía ni idea a donde podría conducirme la investigación, solo sabía que algo tenía que reventar, pero no quería ser yo. No estaba especialmente implicado en el amplio campo del "tema del Guru", al que se enfrentan los dirigentes de Iskcon hoy en día, mi mayor preocupación era tan solo el salvar a mi familia, esperando que esto fuera un plan del Señor.


Mi vida familiar hasta aquel entonces había sido un tanto descorazonadora, mi mujer había entregado su corazón a otro hombre lo cual evidentemente, privaba de todo sentido a nuestra relación, al vivir en tales condiciones de estancamiento afectivo, yo ni siquiera tenia la fuerza moral de confrontar el hecho de que ella me había sido infiel, aceptando ciegamente aquello que se me decía, que todo era la misión de mi maestro espiritual y sus representantes autorizados, yo había permanecido mas bien simplón e inocente, esta ingenuidad por mi parte ni siquiera me brindo ni el deseo ni la oportunidad de imaginar lo que se estaba tramando en la mente de los demás, es bien sabido que el marido es siempre el último en enterarse...


Finalmente, en junio de 1984, con el total consentimiento del Guru, en quien ella había plenamente confiado, a saber un tal Kirtanananda Swami, mi mujer tomó la decisión de dejarme, para entregarle su vida a él, incluso si yo tenia ya dos chicos com ella, por aquel entonces, yo sabía muy poco de Kirtanananda, y por lo tanto me mostraba bastante precavido a la hora de criticarlo abiertamente por haber interferido en mi matrimonio.


El hecho es que sus discípulos tenían mas armas que cerebro, hizo que me desanimara y desistiera en desafiarlo, mi mujer tampoco sabía mucho sobre él, excepto por la desmesuradas alabanzas que siempre discurren por la vecindad de los Gurus, tales como "Es el primero y mas viejo de los Sanyasis, discípulos de Prabhupada" o bien "Fue él quien construyo el palacio de Prabhupada, tiene que ser un gran santo" Y cosas por el estilo, en realidad ninguno de nosotros sabía nada al respecto, por consiguiente ella se mostró de acuerdo en que yo me fuera a Los Ángeles e hiciera mis pesquisa y que si encontraba algo sospechoso, se lo le comunicara luego, se dijo además que vendría a reunirse conmigo si hiciera falta, yo me mostré de acuerdo en volver al terreno de Kirtanananda si demostraba ser "trigo limpio", de la forma mas estúpida, yo me tragué que ella actuaba con sinceridad en su decisión.

No podía ni siquiera imaginarme, que antes de que se hubiera asentado el polvo de las ruedas de mi coche sobre la carretera, ella ya había sido adjudicada a uno de los hombres de confianza de Kirtanananda, un tal Raghunatha, un sexópata, tan desesperado por conseguir una mujer, que no se cortaba en ir por ahí tocando el pecho y las nalgas de las devotas, incluso de las casadas. Kirtanananda necesita muchas mujeres para estos esbirros suyos, quienes trabajaban para él, como este Raghunatha, quienes buscaban en la vida algo mas que trabajar, dado que Kirtanananda entendió enseguida que yo no era uno de sus leales seguidores (Sulochana tu no eres uno de los míos") no tenía nada que hacer conmigo, pero sus hombres solteros y agitados sexualmente se iban a sentir muy contentos con alguien como mi mujer, porque en fin de cuentas ¿cuanto tiempo puede aguantar un hombre simplemente con actuar como un "mirón" en los servicios de las mujeres, en el mismo edificio del templo? Así es que en cuanto mi mujer expresó ante Kirtanananda su deseo de permanecer en New Vrindavan, a pesar de mi intención de marcharme, él no dudó un instante en darle el visto bueno: "Eso esta muy bien. Déjalo que se vaya, Yo te cuidaré" Yo nunca me hubiera acercado a él para pedirle un consejo, lo cual no deja de ser uno de los deberes del cabecilla de una verdadera comunidad religiosa. Por la simple razón que el había sido homosexual toda su vida: "Esta bien chicos, prended una barrita de incienso, porque huele a bacalao" (Kirtanananda piensa que las mujeres huelen a pescado) Él no estaba ciertamente en la posición adecuada para aconsejar a las parejas, de sus obligaciones morales, por mas que lo quisiera.

Pero a pesar de sus inclinaciones personales, él necesitaba mujeres para sus asistentes heterosexuales, quienes se hubieran ido si él no se las suministrara. Así es que una ciudadana británica y cultivada, por lo menos para el estándar que había en New Vrindavan, pues mi mujer representaba una presa valiosa para él. Desgraciadamente yo me di cuenta de todo esto demasiado tarde.

Así pues, me vi forzado a optar en un terrible dilema: "Si no nadas, te ahogarás". No tenía sentido el que yo hiciera caso omiso, ignorara por completo al situación y abrazara el tipo de vida que mis padres habían siempre soñado para mi. No puedo criticarlos en absoluto. Me encontraba en una terrible encrucijada, o bien terminaba en la cámara de gas, después de acabar con Kirtanananda, o iba a parar al psiquiátrico tras perder a mis hijos. Muchos de mis compañeros no encontraron nada mejor para escapar de tales problemas, que recurrir a las drogas, el sexo, la televisión, la violencia y en última instancia, el suicidio espiritual. Yo hubiera podido perfectamente perderme por cualquiera de esos derroteros. Tenía dinero y me sentía libre de toda obligación o deudas.

Afortunadamente, no obstante, el Señor tenia otros planes para mi. Por aquel entonces, yo ya había escuchado y leído bastante sobre Kirtanananda y como tenía que aplicarme para poder salvar a mis hijos de sus garras, a pesar de que ya se había hecho evidente que mi mujer estaba completamente bajo control. Así pues, sufriendo por el estrés de haber tenido que dejar a mis hijos arrebatados por la fuerza, a manos de Kirtanananda y habiendo perdido veinte kilos de peso, decidí adoptar una postura, totalmente solo, contra uno de los hombres mas ricos y mas corrompidos de ISKCON. Esto ocurrió después de haber pasado 5 largos años, sumido en el letargo espiritual.

Conociendo que Kirtanananda había atacado a Prabhupada al final de los 60 en su primera intentona por hacerse con todo el movimiento, yo imaginaba que si pudiera hacerme con las cartas en las que se mencionaba aquel incidente, tendría así algo tangible para poder mostrárselo a mi mujer, sobre el verdadero carácter de su "protector". Con anterioridad, yo había ya trabajado en el BBT, así pues volví a tomar mi servicio, con un solo objetivo en mente: el poder acceder a las cartas de Prabhupada. Pero a causa de mi gran perturbación, no era capaz de disimular mis verdaderas intenciones, así es que me negaron el servicio. Esta lucha interior duro casi dos meses, cuando por la gracia del Señor, me encontré con un devoto, quien había sobornado a los que trabajaban en los archivos y había conseguido la colección completa de las cartas. Se sintió solidario con mi historia, porque a él mismo también lo había "apuñalado por la espalda otro déspota de ISKCON, así es que me prestó su colección. Por la primera vez, después de mucho meses, yo recuperé la esperanza de poder volver a ver a mis hijos de nuevo, sanos y salvos.

Poco después de este gran encuentro, logré hacer un buen business vendiendo joyas, con lo cual pude comprarme un ordenador. Al parecer el mismo Señor estaba de mi parte.

Las cartas contenían todos los secretos que yo estaba esperando incluso mas. Entendí enseguida que tenía que ser mi deber asignado el darle difusión al contenido de todas aquellas cartas. Era el comienzo de un nuevo despertar en mi corazón, por un servicio que me había venido de forma tan providencial y que tenía todas las trazas de ser mucho mas duro de lo que yo podría tolerar o incluso considerar, al menos de permanecer en el profundo, oscuro y desalentador pozo de una compañía femenina infiel (no confundir con una esposa devota) A pesar que la prueba fuese dolorosa, resultaba, no obstante ser una experiencia muy purificadora, por la cual yo estaba anhelante, así es que no pude por menos que darle mi mejor bienvenida.

El 11 de octubre de 1984, envié un e-mail a todos los centros de ISKCON declarando abiertamente la guerra contra Kirtanananda y la institución entera si mi familia no me era devuelta intacta. La institución me ignoró por completo. Apenas si recibí una carta de respuesta. Pero "quien calla otorga" Así es que yo sabia que mis acusaciones eran correctas, que seria una cuestión de tiempo hasta que la verdad se diera a conocer. A partir de ese momento yo me vi obligado a esconderme de los adoradores de Kirtanananda, quienes no hubieran dudado en aniquilarme si hubieran sabido que yo estaba descansando en mi caravana.

LA FINALIDAD DE ESTE LIBRO

A pesar de que los ingredientes sean los mismos, este libro no es un simple relato mas de una mujer que traiciona a su marido con otro hombre, tiene su parte de intriga y falsedad, pero la historia supera con creces un melodrama matrimonial típico, las dimensiones profundas que subyacen en la agresión de Kirtanananda hacia mi persona son evidentes, de otro modo, Él nunca hubiera arriesgado tanto por una mujer, quien no era ni siquiera una que colectaba dinero. Esto hubiera sido el estándar de los motivos de ISKCON como podréis ver en el capitulo dedicado a la explotación sexual de las mujeres. Este conflicto ataca en profundidad a las raíces de los problemas de ISKCON. Es sin duda un arreglo providencial, que gracias a este incidente, se haya operado la polarización entre el culto personal de esta gente y la verdadera misión de Srila Prabhupada

El enemigo será positivamente identificado, el amor personal que yo siento por mis hijos, quienes todavía permanecen cautivos en las garras de Kirtanananda, no es ya mas el único o el mas importante motivo detrás de este libro. Ustedes escucharan mi queja personal tan solo en este retrato, aunque no hayan habido cientos, sino miles de víctimas como yo. Ahora estoy en posición de mostrar mi simpatía hacia ellos, la injusticia concreta de la que he sido víctima, será sin duda rectificada en su debido tiempo, ya que yo trabajaré sin cesar para exponer esta corrupción fundamental que esta escondida bajo lo que aparece ser el movimiento de ISKCON, pero que en realidad, representa la traición de nuestro maestro espiritual, Srila Prabhupada.


Cuando yo empecé mis pesquisas con las cartas de Prabhupada, descubrí enseguida algo mucho mas elevado que mis problemas maritales personales y comprendí enseguida que tenía que compartirlo con los demás, descubrí que Prabhupada no era un hombre normal y corriente. Desde luego, yo había leído ya todos sus libros varias veces, como casi todos los devotos, yo sabía sin duda alguna que Prabhupada había introducido entre nosotros una cultura muy pura en toda su cabalidad, y esto yo lo apreciaba sobremanera.


Pero no obstante, durante todo este tiempo, no llegue a apreciar completamente a Prabhupada como persona, después de todo, nunca tuve la ocasión de intercambiar con él mas de dos o tres palabras, cuando aun estaba físicamente presente entre nosotros, así pues, cuando comencé a leer sus cartas, de una forma tan practica, me sentí enseguida muy cercano a su vida, de forma personal, por primera vez, me di cuenta de que su vasta inteligencia no era la de un genio normal. En verdad él tenia siempre la respuesta perfecta, para todo lo que se le preguntara, pero al mismo tiempo, mostraba una naturaleza tan magnánima y misericordiosa que yo no podía por menos que dedicarme enteramente a su servicio. ¿Quien sino un gran santo podría mostrar tal compasión?

Su asociación directa, a través de la lectura de sus cartas, volvió a encender en mi la esperanza de que yo también podría convertirme en alguien puro algún día, todo esto resultaba muy alentador y me permitía retomar el deseo mas allá de la simple venganza, podía constatar en cada una de sus cartas, como un santo de verdad trata los asuntos del día a día con su gente, todo el mundo puede en principio, escribir un libro sobre Dios y atraer a mucha gente, pero el realizar a Dios y vivir como un verdadero santo las 24 horas del día, en medio de una sociedad predominantemente irreligiosa, tal como la nuestra, ahora logro entender lo muy especial que Prabhupada era.


Fue entonces cuando yo empecé a estudiar seriamente el tema del Guru en Iskcon, puedo decir abiertamente que todos esos nuevos Gurús, no podían comparar con Prabhupada en ninguna de las maneras ya que lo único que hacían era posar como santos, desde luego yo sabia por experiencia lo lejos que muchos de ellos estaban de serlo, pero nunca me pronuncié al respecto, ya que me mostraba muy apreciativo con la grandeza personal que Prabhupada, así pues, para mi era tan claro como el agua que todas esas falsas imitaciones lo único que conseguían era apartar a los devotos de Prabhupada, paradójicamente esto lo estaban haciendo aquellos que se suponía que eran los discípulos mas queridos de Prabhupada. Esto lo ponía todo patas para arriba.

En el caso de otros Gurús que no tenían nada que ver con Prabhupada ni con Krisna, se hacían pasar por gurús fidedignos, los discípulos sinceros no tenían la menor dificultad en llamar a las cosas por su nombre a la hora de reconocerlo, pero al imitar a Prabhupada, los nuevos Gurús de Iskcon, los así llamados representantes oficiales de Prabhupada lo único que estaban haciendo era echar a Prabhupada por tierra, a los ojos de muchos y ponerlo a su mismo nivel a menudo, abominables existencias. Al darme cuenta de esto, yo me decidí a proporcionar todas las citas que revelaran como un devoto puro piensa y actúa de manera que todo el mundo tenga la posibilidad de ver, tal y como yo lo veo ahora, la diferencia entre un santo, como Srila Prabhupada y esa banda de impostores.


El hecho de leer las cartas se volvió para mi en un intrigante misterio, yo tomaba nota cuidadosamente de todos los comentarios que Prabhupada hacia sobre los líderes, especialmente sobre el GBC, por ejemplo, la estrategia global de Prabhupada cambió radicalmente en julio del 1970, el empezó a otorgar la orden de sannyasa libremente a sus seguidores, en lugar de animarlos a que se casaran, paró, por otro lado de animar a los devotos a que abrieran nuevos templos y se concentraran en la distribución de libros, y empezó a escribir cartas muy severas poniendo de manifiesto que la conducta de sus discípulos mas destacados, dejaban mucho que desear.


Todas estas cartas están incluidas en el capitulo dos, en ellas muestra de forma muy clara lo disgustado que estaba con estos cabecillas de la institución, en ultima instancia no fue otra la razón por la que decidió dejar el planeta inesperadamente…


Algunos saltarán rápidamente a la conclusión de que lo he hecho por el gusto a la critica o por envidia, esto no es en absoluto el caso, primero, tenia que encontrar el verdadero status de estos hombres para poder rescatar a mis hijos. Nunca fue mi intención presentar falsas acusaciones contra nadie, por lo tanto era esencial que yo conociera la verdad sobre esos Gurus, quienes reivindicaban la soberanía absoluta sobre todo el mundo, hasta el punto de poder permitirse el secuestrar a las mujeres y a los hijos de sus hermanos espirituales a su capricho. Yo tenía que saber si estos hombres eran en verdad queridos por Prabhupada y espiritualmente avanzados o simplemente se les había confiado un alto puesto para que no crearan problemas, sin tener en su haber grandes méritos materiales ¡que decir de estar avanzados espiritualmente! No hace falta decir que yo los descubrí a todos.


Muy pronto volví a recuperar el valor y la fuerza para predicar, muchas cartas iban dirigidas a devotos casados, como yo, animandolos a arriesgarse a abrir nuevos templos. En los últimos años, cuando yo me hice devoto (1974), rara vez se escuchaba tal cosa. La idea había sido cambiada y todo el énfasis ahora estaba en distribuir libros. De hecho Prabhupada desaconsejaba el abrir mas templos al ver que los ya abiertos estaban mal dirigidos y sus miembros abandonaban con la misma facilidad con que llegaban.


Al punto que aunque yo me sintiera inspirado para abrir un templo, la dificultad estribaba en el hecho de que yo deseaba que Prabhupada fuera debidamente reconocido en el mundo entero y no únicamente donde yo y un grupo mas de "parias" de ISKCON, estábamos predicando. Así pues decidí que lo primero que tenia que hacer era el hacer llegar el contenido de estas cartas a todo el mundo. De este modo, surgiría cambien en ellos el deseo de presentar las enseñanzas de Prabhupada, en lugar de esa filosofía espuria de los nuevos "gurus", por aquel entonces, yo ya había descubierto que estos hombres eran la mayor causa del disgusto de Prabhupada, a pesar de todo lo que nos habían hecho creer.

En una de sus cartas Prabhupada llega incluso a decir que estos no eran en realidad "los verdaderos trabajadores". Así pues en breve, el propósito de este libro es cuádruple:


1.-Hay que revelar al mundo entero quien es exactamente Prabhupada y como él no tiene nada que ver, con toda la corrupción que esta teniendo lugar entre los dirigentes hoy en día. Esto es lo que los periódicos les gusta publicar y lo que la gente piensa que sea el movimiento Hare Krishna. Pero la intención de Prabhupada fue siempre pura, esto queda claramente en evidencia cuando lo observas como trata con las cualidades y debilidades de cada uno, en los detalles prácticos del día a día. En otras palabras, contrariamente a lo que ocurre con los nuevos gurus, él practicaba lo que predicaba. Cuando se llega a ver esto, resulta prácticamente imposible para las personas que no poseen la verdadera realización espiritual y la pureza, el engañar al "publico inocente". Desde luego, mucha gente continuara identificando a Srila Prabhupada con estos falsos gurus, pero por lo menos los buscadores sinceros comprenderán enseguida quien es quien.


2. -Existe la necesidad imperiosa de incrementar y en muchos casos volver a encender el clamor por Prabhupada, entre sus mismos discípulos. En gran medida, abandonaron la misión de Prabhupada llevados por la frustración o bien por el desaliento. Estos gurus desaprensivos, intentaron convencer a todo el mundo de que la mayoría de los discípulos de Prabhupada habían abandonado la institución porque todos eran deshonestos, lujuriosos, envidiosos etc.

Por otro lado, proclamaban a los cuatro vientos que los auténticos discípulos de Prabhupada eran aquellos que aceptaban a los nuevos gurus como auténticos santos. Esto es una estupidez… Prabhupada lo deja muy claro en sus cartas, el 99% de los devotos dejaron la institución a causa de “los líderes malvados y personalmente motivados” Eso es todo. no existe otra razón.

Con una dirección correcta, todo el mundo podría ser feliz y encontrar refugio en el movimiento de Prabhupada. La institución se creó para todo el mundo, no solo para un puñado de fanáticos. Primero tendría que haber auténticos dirigentes. Pero como desafortunadamente casi nadie esta dispuesto a "mostrar la otra mejilla indefinidamente”, no pudimos, ni seguimos pudiendo tolerar constantemente, el comportamiento de esos hombres que se convierte cada día en algo mas y mas satánico. Ellos fueron la causa principal por la que la mayoría de discípulos abandonaron ISKCON, incluso mientras Prabhupada estaba todavía físicamente presente en el planeta, que decir de ahora que ya no lo está.


Por lo tanto los "leales" que se habían quedado en ISKCON todos estos años, apoyando a todos estos gurus en su juego de hacer el papel de santos, ellos son los verdaderos ofensores hacia el devoto puro, no tanto aquellos otros que simplemente se fueron hastiados. Todos los discípulos de Srila Prabhupada y sus seguidores deberían recuperar el coraje para reanimar la verdadera misión de Srila Prabhupada. No debemos permitir que estos falsos gurus nos desanimen.


3.-Habria que hacer un esfuerzo para limpiar ISKCON y eliminar toda la mala influencia de los dirigentes personalmente motivados, en otras palabras, tendríamos que despertar totalmente a los devotos y ponerlos al corriente de toda la política y la hipocresía que se esconde detrás de la fachada. En este sentido ha habido ya algunos devotos que han sido criticados por asumir la función de "buscadores de veneno". No cabe la menor duda de que muchos de estos críticos son tan malintencionados como las personas a las que desenmascaran, es por eso que dicen que debemos concentrarnos tan solo en el aspecto "positivo" de sus funciones.


Ellos ven que deberíamos tan solo hacer conocer las enseñanzas de Prabhupada por categorías, ayudando a los demás a que encuentren servicio, esposas, comunidades etc. Dado que esto es una queja tan difundida, nos gustaría explicar porque estamos tan ansiosos por descubrir y exponer lo malo así como lo bueno.


Hay mucha gente que sufre de furúnculos, estos se deben a una impureza de la sangre y si ISKCON esta considerado como el cuerpo de Srila Prabhupada, se puede concluir que en estos momento la sangre de Prabhupada esta seriamente envenenada. Se esta acercando rápidamente a la cabeza, que es un lugar peligroso. Esto puede ser ignorado por algún tiempo, que es lo que la mayoría de los devoto suele hacer. Pero en última instancia el forúnculo tiene que ser tratado por alguien que pretenda ser serio en la predica de la Conciencia de Krisna. Un forúnculo no puede ser ignorado sin mas. Así pues, incluso si los discípulos de Srila Prabhupada andan muy ocupados en sus múltiples compromisos y responsabilidades, tanto dentro como fuera de ISKCON, al final tendrán que pararlo todo y ocuparse del forúnculo.


Por supuesto que hay ya algunos devotos que lo están observando y hay alguno que incluso esta tratando de traer el veneno a la cabeza. Pero la verdadera pregunta queda por contestar: “¿Cuanto tiempo debe esperar un paciente, antes que el cuerpo muera?” Todos los días hay vidas destruidas, tenemos que admitir que resulta de lo mas doloroso el reventar un forúnculo, pero así y todo hay que hacerlo ya que si no el dolor se hace insoportable y al final el cuerpo muere por envenenamiento de la sangre.


Existen dos métodos para eliminar dicha infección. Uno es lento, que es el que la mayoría de los devotos han adoptado desde los últimos siete años, están dispuestos a tolerar el dolor, con la esperanza de que algún día se ira por si solo. Piensan que el GBC tomará cartas en el asunto y de alguna manera lograran limpiar el asunto. Esta idea se ha confirmado ser inoperante porque a medida que el tiempo pasa los devotos se percatan que aquellos que supuestamente tendrían que hacer la limpieza, los GBC, son precisamente los principales factores del envenenamiento. Son ellos a los que hay que eliminar. La mayoría de los devotos, hoy en día, están de acuerdo en que todas estas anomalías no van a desaparecer por la intervención del GBC, sino que habrá que optar por la acción directa.


La campaña empieza con este libro, este método de tratar el forúnculo y hacer que el veneno sea claramente visible es la cosa mas cercana al bisturí del cirujano, que dejará el asunto resuelto y tal vez no se tenga que ver comprometido todo el cuerpo en el proceso. Por lo menos, este libro pondrá de manifiesto toda la pus para que se vea lo urgente que es operar. Pero esto no marcará el fin, el trabajo dista mucho de estar completo, ahora que la pus esta visible y empieza supurar, hay que afrontar el ingrato trabajo de estrujar, limpiar y luego curar la herida.


Esta parte llevará mucho mas tiempo y harán falta devotos serios para llevarlo a cabo. Así pues, aunque este método directo de rajar el forúnculo deja siempre secuelas, cuando una aflicción alcanza el punto de peligrosidad, ha quedado ya demostrado que no hay otra solución, tal vez para muchos devotos no sea la solución ideal, pero alguien tendrá que hacerlo, tarde o temprano, sino el veneno mortal, llamado ambición personal, reducirá todo ISKCON a cenizas. Visto lo cual, estamos convencidos de que este escrito es la única vía de salvación del legado espiritual de Srila Prabhupada, lo cual en el sentido absoluto, es su vida misma.


4.- Ha surgido un nuevo imperativo para inspirar a las parejas de casados a que vayan a abrir nuevos templos, este fue el deseo de Srila Prabhupada desde el mismo principio, si alguien siente la mas mínima inspiración en este sentido, las cartas que se publican en este libro les serán de gran ayuda. Prabhupada escribió a menudo sobre este tema, sobre todo en los primeros años, antes de la conspiración de 1970. Hemos incluido muchas de estas cartas aquí. Cuando haya miles de devotos que se unan y a la vez prediquen de forma independiente por todo el mundo, quedará entonces bien patente quien es el que esta en verdad avanzando espiritualmente a través de la sinceridad de su predica, en modo alguno por eso falsos "nombramientos". ISKCON no fue nunca concebido como un movimiento de neófitos, que se hacen pasar por renunciantes, que es lo que esta ocurriendo hoy, la verdadera institución depende básicamente de padres de familia responsables, el índice de fracasos matrimoniales en ISKCON, tiene que venir abajo del estimado 75-90% hasta un mas civilizado nivel de convivencia, antes de que se pueda poner en marcha cualquier intento de sociedad Védica.

Por consiguiente, en este libro, le hemos dado igual importancia al tema del matrimonio y la explotación de las mujeres, en un intento de aclarar el elevado índice de divorcios, que esta provocado también por una desafortunada injerencia de los nuevos gurus.


Con estos cuatro objetivos en mente, hemos extraído cientos de cartas, las cuales están todas concebidas para ayudar a comprender que es lo que ha ocurrido en ISKCON y que es lo que habría que hacer ahora para corregir y poder llevar adelante la misión de nuestro maestro espiritual.


El leer todas estas cartas, es entrar en conexión directa con la mente de Srila Prabhupada, el leer la mente de un hombre normal y corriente no resulta muy inspirador, ya que suelen estar plagadas de muchos pensamientos contaminantes. Pero la mente de Srila Prabhupada, dado que es pura, no puede por menos que purificarnos a nosotros también. No hay la menor duda que fue esta la razón por la que escribiera tantas cartas (7000 catalogadas hasta al fecha), en lugar de usar el teléfono. No había escasez de dinero en aquel entonces, especialmente en los últimos años. Sus discípulos, "peces gordos", se servían exclusivamente del teléfono (lo cual desagradaba terriblemente a Prabhupada) quien prefería casi siempre escribir. El nos dejo así su autobiografía, tal cual.


De hecho, yo y todos los devotos que asisten en este gran fuego, no hacemos otra cosa que arrimar leña, la cual se ha convertido en una fuente inextinguible, ese fuego que comenzó el mismo día en que once pecadores, se pusieron a al altura de Dios. El tiempo ha hecho madurar el fruto de ese importante servicio a la Causa Absoluta del Señor Caitanya.



Jay Srila Prabhupada.






Comentários

Postagens mais visitadas deste blog

ISKCON Pandemônio

El Mono Empalado 11