Reglas para el Templo



por Sri Siddhanta Saraswati

Todos los que hemos llegado a la Sri Chaitanya Math estamos rendidos a Sri Chaitanya Deva, por lo tanto no tenemos ninguna otra meta que el servicio devocional al Señor Supremo. Si nuestro servicio tiene faltas, nuestra mentalidad entonces se volverá como la de una persona materialista y al final nos devorará. Para proteger a la math, sin embargo, debemos acatar ciertas reglas:

1. Debe ser la obligación de los sannyasis nunca usar zapatos; en vez de eso deben ir descalzos a todas partes.

2. Ellos nunca deben aceptar que nadie los sirva. Ellos nunca deben pedirle tampoco a nadie que les de masaje con aceite en el cuerpo o los pies.

3. Está totalmente prohibido comer alimentos ricos y hacerlo separado de otros devotos.

4. Uno nunca debe ir al doctor ni debe tomar medicina arbitrariamente.

Nota: Cuando un sannyasi necesite algo, es deber de los residentes de la math cuidarlo bien. Es deber del sannyasi servir a quienes no son sannyasis. La entidad viviente invita dificultades al criticar a otros, escandalizar a otros y hablar innecesariamente de otros. Uno siempre debe desear lo que es propicio. El devoto puede controlar fácilmente la mente y destruir sus deseos por servir con perseverancia al Santo nombre.

5. La Suprema Personalidad de Dios Sri Krsna reside en todas las almas espirituales; por lo tanto nadie debe considerarse digno de adoración y que los demás deban servirlo. Cuando un sannyasi está libre del ego falso, entonces los residentes del math deben servirlo entusiastamente. De no estarlo, deberá regresarse a su casa.

6. Debe abandonarse por completo la extravagancia excesiva, el beber leche en exceso, el comer con lujo como un gran hombre. No queremos gimnastas (físicoculturistas) en nuestra math. Este es el lugar para los devotos del Señor.

7. Se debe abandonar por completo fortalecer los sentidos tomando medicina en exceso, y tratar de extender el dominio que uno tiene para atraer a las esposas de los demás.

8. Sri Krsna es el único Señor y disfrutador de todos y de todo. Uno debe recordar esto siempre. Uno debe servir en relación con el grado de devoción que tenga. No puede haber nada auspicioso a menos que nos libremos del malvado deseo de usar a los devotos para que nos sirvan. Se debe abandonar el fuego de lujuria que arde buscando el placer material de los sentidos. Pero eso no significa que uno deba usar un lenguaje incivilizado y vestirse de manera incivilizada para poder mezclarse con la sociedad dignificada.

9. El brahmacari no deberá desear volverse sannyasi sólo para complacer mejor sus sentidos. El deseo de dominar es perjudicial al servicio devocional. Uno debe rechazar totalmente darle el reconocimiento de sannyasi a un disfrutador de los sentidos, y rechazar querer volverse sannyasi con esa idea. Cuando alguien comienza a gozar sus sentidos y se vuelve engañador, no puede servir al Señor ni a Sus devotos.

Hay que tener mucho cuidado de que ningún tipo de extravagancia entre en la Sri Chaitanya Math, pues arruinará a los sannyasis y brahmacaris. Los ejemplos que estamos teniendo no deben ser tolerados. El casado también, como el sannyasi, deberá conquistar los impulsos de la lujuria, la ira y la avaricia. Todos deberán considerarse muy caídos y servir con profunda humildad a los residentes de la math y a los demás vaisnavas. Quienes no son residentes de la math, pero que se estén quedando en la math por algún asunto, o quieran algún favor de la math, deberán siempre estar dispuestos a servir a los residentes de la math y a la math misma. Los residentes de la math nunca deberán comportarse de forma indecente con los invitados de la math.


Los residentes deberán rechazar la mentalidad de que la math es su propiedad personal y que los invitados son simples objetos de su misericordia. Se deberá tratar a los invitados con la mayor honra —en realidad todos en este mundo deberán recibir respeto. De lo contrario terminaremos con el mismo dolor extremo que sufren los materialistas. El residente de la math deberá recordar todo esto muy cuidadosamente. Uno siempre debe servir a Krsna —no debe haber ningún malentendido al respecto—, y más indispensable es el servicio al vaisnava. Si un sannyasi debe ir a la tienda o al dispensario para alguna razón distinta al servicio a la math, entonces deberá ir a pie. Que el automóvil se quede estacionado vacío, y que ellos no se suban a él. Ellos sólo deben recibir lo que los demás reciben.

Ellos nunca deben usar ningún vehículo de transporte, pero con la excusa de ir al doctor se llevan el automóvil. Compran la medicina y comen con lujos. Si se vuelven a portar bien durante un año, se tomará a consideración si son elegibles. La math no es un lugar para extravagancias o un hospital dónde quedarse. Uno no debe hacer gala de su extravagancia. Si se van a portar así, que se queden en su casa. En vez de vestirse de azafrán, mejor que se vistan de blanco con cola y que los despachen a su casa. Quienes deseen extravagancias, alimentos opíparos y medicinas, pueden regresarse a su casa y cuidar a su familia, y así no tendrán que identificarse con la math.

Todos deben recordar que los caballos, las lanchas y los hombres mismos, todos existen para el uso de la math, no para que algún individuo haga gala de su extravagancia. Deben detenerse totalmente las comidas lujosas. Los sannyasis que no sean extravagantes deberán ser reconocidos como sannyasis de la Gaudiya Math. Los demás deberán ser enviados a sus respectivas casas. Si nuestros recursos humanos disminuyen debido a eso, tanto mejor. Quienes se han refugiado en la math, pero cuya única motivación son sus barrigas y sus genitales, si los corremos, entonces los gastos de la math se reducirán. No se debe permitir que administradores que aman el placer y que complacen sus sentidos desperdicien el dinero; más bien todos deben darle ganancias a la math. Es importante hacer una lista de lo que uno gana. No es necesario comer, comprar medicina y exhibir extravagancia mayor a lo que uno gana.

Los que vienen a prestar servicio devocional son los brahmacaris, grhastas, vanaprasthas y sannyasis. La math no le dará refugio a quienes no presten ningún servicio devocional, porque no lo merecen. Uno nunca debe pensar: "He prestado mucho servicio a la math así que usaré su automóvil". Esa es la mentalidad de un materialista. Cualquiera que esta sirviendo a la math debe hacerlo sin esperar nada a cambio, porque todos han venido a servir a la math. Si alguien toma algo a cambio de su servicio a la math, o se sirve a sí mismo, el se convertirá en un gozador de los sentidos. Cuando alguien es un invitado no puede ponerse a hacer demandas, sino comer lo que le plazca al anfitrión. Si alguien anda apurado buscando el placer de los sentidos, deberá pedirsele que se vaya.

Siempre su bienqueriente
Sri Siddhanta Sarasvati

Notas:

1. Sri Siddhanta Sarasvati, o Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakur, es el maestro espiritual de Srila Prabhupada.

2. La "Math", o "Gaudiya Math", es la institución que Srila Bhaktisiddhanta Sarasvati Thakur fundó, compuesta de templos y asramas (residencias monásticas). Entonces, cada vez que se refiere a la "math" habla de la vida dentro de su institución.

3. Enfrentamos aquí de nuevo el término "devotional" que todos conocemos como "devocional". Sin embargo, esta palabra no existe en español y la traducción correcta sería "devoto", en el sentido de dedicado, entregado. El servicio devocional debería ser servicio devoto. No obstante, el término "devocional" está tan arraigado en el léxico vaisnava contemporáneo que lo vamos a seguir usando así.

4. Cuando Srila Bhaktisiddhanta menciona el término "colas" se refiere al dhoti del grhasta que tiene una "cola", a diferencia del hábito del sannyasi que no la tiene. Esto es en el tercer párrafo luego de los nueve párrafos numerados.

Comentários

Postagens mais visitadas deste blog

ISKCON Pandemônio

El Mono Empalado 11