El Yo-Yo

por Radha Krishna das

Hace tiempo habíamos indicado que Hridayananda iba a renunciar como GBC, luego de los artículos que aparecieron en Estados Unidos sobre sus desviaciones filosóficas y su vida personal semi-karmi. Aunque más bien él debería renunciar como sannyasi y guru --pues definitivamente su ejemplo deja mucho que desear y degrada el prestigio de ambas instituciones-- parece que la GBC no tuvo el carácter suficiente para imponer el orden que su caso ameritaba. Y no es de extrañarnos. Si vemos a Satsvarupa escribiendo su blog llamado "El Submarino Amarillo" y permanece como sannyasi luego de poncharse a una condiscípula y negarlo hasta que no pudo más, si vemos a Paramgati-homosex pasearse y pavonearse por Vrindavan como pavorreal, y si Gunagrahi quiere ser guru a pesar de su casa rodante porno y meterse a casinos a apostar, entonces Hridayananda está en buena compañia.

Pues este 18 de enero nuestro cuate Hridayananda finalmente publicó en su sitio internet su esperada carta de renuncia como GBC, aunque tratando de hacernos creer que es iniciativa suya. Sin embargo, sabemos que hubo presiones para que renunciara. Esto fue no únicamente por sus escándalos de 2009, sino porque en Estados Unidos lo consideran malo como GBC.

Ya desde inicios de 2009 la GBC de Estados Unidos lo había removido como GBC del templo de Phoenix, cosa que lo puso en confrontación directa con varios líderes allá. Alguna razón tuvieron para removerlo, pues la remoción fue producto de una investigación secreta que hicieron sobre él. En una carta en la que Hridayananda se quejaba por la remoción, dijo precisamente lo siguiente: "¿Por qué condujeron la investigación de forma tan secreta y selectiva?".

Y en esa misma carta continúa diciendo esto: "Estoy en extremo opuesto al procedimiento que siguieron. Me preocupa además el hecho de que Srila Prabhupada estaba rotundamente opuesto a las administraciones centralizadas, pero parece que tal administración centralizada ocurre en el noroeste de EUA".

Juar juar. Anda quejándose de la "centralización" alguien que lleva décadas abusando de la centralización. ¿Qué el sistema de 11 acharyas no fue un complot centralizante? Y a la fecha Hridayananda sigue usando el nombre "Acharyadeva", con un espíritu centralizante y exclusivista.

Por cierto, el apodo "Acharyadeva", porque no es otra cosa, me recuerda una historia patética que escuché hace ya años. Un hombre pobre diariamente se vestía lo mejor posible y, bastón en mano, se encaminaba a un exclusivo restaurante cercano donde había varios Rolls-Royce esperando. Pasaba junto a uno de ellos y le decía al chofer: "Jaime, hoy me regreso a la casa caminando". El chofer, riendo, le contestaba: "Sí señor". El pobre pretendía ser rico, pero sólo lograba el ridículo. E igual, hacerse llamar "Acharyadeva" sin tener las cualidades correspondientes se convierte en una escena lastimosa.

Otra actitud centralizante de Hridayananda ha sido respaldar y favorecer a toda costa liderazgos homogénicos fracasadas en Latinoamérica. ¿No lo vimos recientemente apoyando a Guru Prasad, Virabahu, Bhakti Bhusana y Manonath para vender la finca de Costa Rica? ¿Dónde quedó su espíritu anti-centralizante que tanto invoca en su propia defensa? Debemos entonces concluir que su denuncia a la centralización son sólo palabras huecas para impresionrar a cabezas huecas. Pero leamos su carta de renuncia a la GBC:

~ ~ ~ o ~ ~ ~

Mis queridos devotos:

Jaya Srila Prabhupada. Estoy escribiendo para compartir con ustedes eventos dinámicos y extáticos en mi propia vida. Como ya sabemos, el Señor Krishna ha dividido personalmente la vida humana en varias divisiones [sic] de varna y asrama. También podemos ver que un ser humano normal pasa por diferentes etapas de vida.

Mi cuerpo material ya ha completado sesenta y un años, y por lo tanto es natural y necesario que considere cómo voy a utilizar los años que me quedan de vida. Mi meta es la meta que todos compartimos: Servir a la misión de Sri Caitanya Mahaprabhu y Srila Prabhupada de la mejor manera posible.

El Señor Krishna me lo ha dejado ver muy claro, y Srila Prabhupada lo confirma en sus escritos, que mi contribución más importante es la literaria. Durante años he tratado que crear un balance entre este servicio y otros deberes, como el de GBC, pero encuentro muy difícil hacer ambos servicios al mismo tiempo.

Afortunadamente, en mi trabajo de GBC en Norte y Sudamérica el Señor Krishna me ha bendecido con la oportunidad de trabajar con líderes excepcionales que se distinguen tanto en su carácter personal como en sus habilidades como líderes.

Debido a la necesidad de completar ciertos libros antes de dejar este mundo, y debido al excelente liderazgo en mi zona, y especialmente debido al deseo del Señor Krishna, Quien me lo ha revelado de maneras inconfundibles, me estoy retirando de mi servicio de secretario de la GBC. De nuevo, al hacerlo estoy seguro que estoy obedeciendo el deseo del Señor Krishna.

Quiero dejar claro que a pesar de mi actual retiro para escribir, en el futuro estaré contento de continuar ayudando a los devotos lo mejor que pueda. De hecho, mi servicio como GBC desde hace muchos años ha consistido en ofrecer consejo y guía, en vez de administrar directamente. Continuaré ofreciendo este servicio, según lo deseen y necesiten, así que habrá continuidad.

En Norteamérica, la GBC ya hizo varios arreglos para que tenga continuidad la administración de mi zona. en Brasil, el señor Krishna nos ha bendecido con un poco común buen Comité Ejecutivo, el cual administrará allí hasta por tres años, y durante ese tiempo ellos seleccionarán, con la GBC Internacional, un representante GBC permanente.

Quiero asegurarle a todos los devotos que nunca he estado tan contento en mi propia vida espiritual, que me siento completamente inspirado con mi servicio y que oro para continuar sirviendo a los sirvientes de Srila Prabhupada de manera significativa.

Deseándoles lo mejor,

Hridayananda das Goswami

~ ~ ~ o ~ ~ ~

Como bien dice el título de esta nota, la carta de Hridayananda es un yo-yo. Yo esto, yo lo otro, yo aquí, y yo acá. Me imagino que para sus fans esto ha de ser pura miel, gota a gota.

Hridayananda habla de servir a la misión de Srila Prabhupada de la mejor manera posible. Seamos honestos, él no ha servido lo mejor posible a Srila Prabhupada desde hace muchos años. Se proclamó Acharya, lleva más de 25 años viviendo en Beverly Hills, estudió sánscrito para darle clases a karmis, y creo que sacó una novela. Pero poco ha hecho para desarrollar y dignificar la institución de Srila Prabhupada. Tampoco ha sido ejemplo de renunciante. No vive en templos, se disfraza de karmi, le pega duro al ping-pong, y le echa ojitos a las nenas. Mejor debería irse a Vrindavan o Radha Kundha y pasar varios años allá buscando la purificación. Quizá después pueda escribir algo aceptable. Ese fue el ejemplo de los Seis Goswamis de Vrindavana y de Srila Prabhupada. ¿Los seguirá?

Hridayananda se expresa tratando de hacernos creer que tiene línea directa con Krishna, con modem de banda ancha conectado hasta Vaikuntha. Dice: "El Señor Krishna me lo ha dejado ver muy claro..." y "... debido al deseo del Señor Krishna, Quien me lo ha revelado de maneras inconfundibles". Pero no se vayan con la finta. Cuando existía el edificio de Miami Beach, un día pasé por allí rumbo a Europa cuando Hridayanada era el GBC y estaba presente. Fui a verlo al edificio de junto, pues ya le habían rentado su bonito apartamento para que pudiera estar lejos de todos los devotos pulgosos del templo.

Estaba reunido un grupo y él aprovechó para anunciar que le iba a conferir sannyasa a dos brahmacaris. Y para reafirmar su decisión dijo: "Krishna tells me, and I tell you". ("Krishna me dice a mí, y yo le digo a ustedes".) ¡Órale! Sobra decir que uno de los candidatos luego se casó con una chica muy bonita y se dedicó a vender futones. Sobra también decir que al salir vi hacia la habitación de Hridayananda y allí estaba la peligrosa Devamrta esperándolo para tomar dictado. Así que cuando Hridayananda dice que recibe mails directos de Krishna, no se lo tomen tan en serio.

Voy a aprovechar la oferta que Hridayananda hace aquí de seguirnos ofreciendo consejo y guía. Desde hace años he querido mejorar mi juego de ping-pong. Sé que es deseo de la sucesión discipular que yo juegue cada vez mejor. Así podré participar en torneos internacionales y asistir a antros donde pueda jugarlo. Cada vez que anote un punto voy a decir "¡Jaya!". Las almas caídas desperatarán de su sueño existencial gracias a mi asociación y así el mundo se volverá consciente de Krishna. He visto que Hridayananda juega muy bien el ping-pong, así que le pediré su consejo y guía para mejorar mi juego.

Comentários

Postagens mais visitadas deste blog

ISKCON Pandemônio

El Mono Empalado 11