EL MONO EMPALADO 6

CAVAR UNA FOSA

Desde el momento en que Debra Gere se despertó y se vio sola, supo que la historia que Chuck le había contado sobre los 50 dólares que Dan Reid le debía, no fue mas que una excusa para irse a una fiesta. Se levantó de la cama encolerizada. Mientras bajaba a la cocina para preparar el desayuno de los niños, se consoló pensando que aquel no tardaría en aparecer tambaleándose y que se prepararía un te para luego irse enseguida a trabajar. Era proverbial la gran capacidad que Chuck tenia para recuperarse.
Debra vistió pues a los niños, les dio el desayuno y luego se marchó al invernadero y empezó a plantar sus flores. Pasó una hora y Chuck todavía no había aparecido. Ella empezó a inquietarse. Se quito los guantes, cepilló el polvo de su vestido, recogió a los niños y se acercó a la casa de Kurt y Janet Cleaver. Fue él quien le abrió la puerta, mientras Debra lo saludaba con una sonrisa sardónica. "Chuck anoche se esfumó a una fiesta en casa de Dan Reid y estoy un poco preocupada porque todavía no ha regresado. ¿Podrías darte un paseo por allí y me lo traes? 
Kurt volvió una hora mas tarde con el ceño fruncido.
"Reid dice que nunca apareció por allí. Que el lo había llamado la noche pasada para invitarlo a subir, pero que Chuck debió cambiar de opinión ya que nunca vino.
Me dijo además que se quedó esperando hasta bien tarde y que al final se esnifó toda la coca él solo. Su comportamiento era de lo mas raro."
Debra sintió una tremenda debilidad.
"Tal vez se haya salido de la carretera", le dijo a Cleaver. "Tendríamos que ir a buscarlo."
Mientras que Janet se ocupaba de los niños, Deba y Kurt se fueron con el coche por la estrecha y serpentina carretera que sube hasta el Estudio del Artista: Miraron cuidadosamente todos los rincones en los que eventualmente Chuck hubiera podido salirse de la carretera y caer por la cuneta, En un par de ocasiones encontraron las trazas de las ruedas de un vehículo y Kurt se bajaba del coche para investigar. Pero todo lo que encontraron fueron lugares donde la gente había ido a tirar escombros.
Cuando Debra regreso a su casa era tarde en la noche. Subió corriendo al dormitorio y abrió el cajón superior de la cabecera de la cama. Sacó la agenda de direcciones de Chuck y se puso a ojearla. Había muchos nombres repertoriados pero ella no era capaz de reconocer a ninguno. Soltó la agenda y se puso a llamar a sus amigos mutuos, pero nadie le pudo dar noticias. Presa de pánico, decidió finalmente llamar a la policía de Moundsville.
El agente que atendió su llamada no quiso aceptar su reclamación de desaparición, porque le dijo que el reglamento exigía hacerlo después de las 48 horas de la desaparición.
"Si pasado mañana no hay noticias de él , le volveré a llamar." No tenia otra alternativa.
Ella siguió llamando a todos sus amigos hasta la media noche y se pasó la noche entera errando por toda la casa en el mas profundo desconsuelo. Todavia no había despuntado el alba cuando ya estaba otra vez al teléfono. Nick Tsacrios, el medico de Nueva Vrndavan, se ató los cordones de sus deportivos y salió de su pequeña caravana para empezar su diaria carrera de entrenamiento. Eran ya mas de las siete y Thomas Descher, contrariamente a su costumbre, no había llegado. Nick no sabría decir si su compañía le gustaba o le desagradaba, Solamente prefería correr acompañado esos 7 km. Pero la verdad es que Drescher no le resultaba simpático.
Nick Tsacrios era mas bien bajo, de cuerpo musculoso, largos cabellos oscuros que él se recogía en forma de cola de caballo. Su rostro estaba marcado por arrugas profundas, aunque estaba siempre bien vestido y parecía mucho mas joven de sus 45 años. Se graduó como médico, por la universidad de Florida, en 1977, quedando el numero 21 de una promoción de setenta y dos. Estuvo un año como practicante en la escuela de medicina interna en Jacksonville. Fue en este periodo donde se enganchó a la cocaína. Desde 1972 al 1978 estuvo inyectándose cocaína y a veces también heroína. En 1975 fue arrestado y culpado de trafico de cocaína y lo pusieron en libertad condicional durante diez años, permitiendole el ejercicio de la medicina. Se mantuvo no obstante despachando cocaína hasta que en 1977 fue arrestado, condenados a dos años de prisión en Raiford y perdió su titulo de medico. Poco tiempo después sus amigos lo llevaron Nueva Vrindavan, donde quedó enamorado de la vida rural. Se pasaba las horas enteras en el bosque y terminó siendo un gran experto en botánica. Fue entonces cuando se asocio con Debra Gere y juntos montaron la primera clínica de Nueva Vrndavan. Nick llegó a entablar una estrella relación con doctores del servicio de emergencia del hospital Reynols de Glen Dale, a unos 15 kms de la comuna.
Nick estaba todavía precalentando para salir a correr, esperando siempre a Drescher, cuando sonó el teléfono. A horas tan tempranas solo podría tratarse de alguna madre con su hijo enfermo. Su predicción casi se vio confirmada cuando al otro lado del teléfono se empezó a escuchar la voz histérica y llorosa de una mujer. A Nick le costó un rato descubrir que se tratara de Debra.
"Chuck lleva dos noches sin aparecer" le anuncio entre sollozos. "Le ha tenido que ocurrir algo."
"Seguramente necesitaba un respiro y se ha tomado unas pequeñas vacaciones" le respondió Nick.
"Ese no es para nada su estilo. Llevamos dos años juntos y nunca ha pasado una sola noche fuera, sin antes prevenirme. Esta muerto. Lo se. Lo se: "Nick intentó reconfortarla, peor Debra no escuchaba. Ella soltó el teléfono y dejo a Nick con la palabra en la boca. Su pensamiento se dirigió inmediatamente hacia Thomas Drescher.
Éste levaba varias semanas obsesionado con Chuck. Mientras corrían juntos lo había mencionado, se había quejado de él y lo había incluso maldecido. La querella había empezado el mismo día que St. Denis compró la parcela para su vivero. En medio de aquella propiedad se encontraba su casa a medio construir. St Denis intentó convencerlo para que se la vendiera, pero Drescher se negó. El asunto no parecía tener mayor importancia para Chuck, pero Drescher no paraba de hablar del tema. No faltaba una sola mañana que no le sacara algún nuevo ultraje. 
"Ese hijo de perra me ofreció ocho mil dólares por la casa ayer." Drescher se quejó una mañana. "LA finca vale por lo menos 25 mil. Hijo de perra, lo voy a esperar aquí fuera, no tengo otro sitio donde ir." Nick pensaba que ocho mil dólares era una oferta generosa. Drescher, al igual que su legítima esposa y sus dos hijos llevaban varios años viviendo en el sótano y todo parecía indicar que Drescher no tenia la menor intención de terminarla. "Toma la pasta y sal corriendo" le dijo Nick a Drescher. "En modo alguno, replicó éste, le puedo sacar mucho mas, su vieja dama acaba de heredar una fortuna." Pocos días después, Drescher llegó sonriente. Traía grandes noticias."Hemos llegado a un acuerdo, comento Drescher, pero yo mismo me he sorprendido de que ese desgraciado vaya a pagarme doce de los grandes y que se brinde para ayudarme a construir mi nueva casa. El es experto en ferralla, encofrado y ese tipo de cosas. A cambio nos permitira permanecer allí dos meses mas todavía. Por lo menos eso es lo que Chakradara piensa. ¿Porque tengo yo que darme todo ese trabajo para luego cambiarme de casa? que se joda, yo me quedo aquí. Drescher y St. Denis terminaron la casa. El plazo para abandonar la casa se pasó con creces. St. Denis perdió los nervios y no paraba de amenazarlo. Entonces un día se puso rojo de cólera y contó: ¿Sabes lo que hizo ese saco de excremento ayer? Me cortó la puñetera agua., alegando que la necesitaba para su vivero. Y una mierda para él, lo que quería era echarme de una vez de allí. Pues que se joda, me voy a mudar, he encontrado una caravana cerca de Wheling Creek, pero esto que ha hecho no se me olvidará. Drescher se trasladó con su familia ese mismo día y a partir de entonces ya no volvió a hablar mal de St. Denis. Nick dio por hecho que la discordia había terminado entre ellos. Ya estaba harto de oír hablar de Chuck St. Denis. Pero en realidad Drescher se estaba abrasando porque pensaba que St. Denis lo había humillado y le había sacado su punto mas débil. ¿Acaso iba a permitir que las cosas quedaran así, sin mas? Tenia el vergonzoso resentimiento de que los devotos se reían de él a sus espaldas.  Deberias saber que hay mucha gente que le gustaría ver desaparecer a Chakarada, le dijo a Nick una mañana. Nick se estremeció. "Tirha, por favor, pasa lo que pase, no te sientas implicado, le dijo procurando mostrarse lo mas serio y afectuoso que pudo. "Te lo digo como amigo, mantente al margen." Nick estaba sentado junto al teléfono pensando en la preocupante llamada de Debra y en sus conversaciones con Drescher, cuando de repense se abrió la puerta y Drescher irrumpió de un tranco. Traia puesta ropa deportiva y mostraba su habitual actitud mohína. Nick se lo quedó mirando fijo y levantandose lentamente de su silla le dijo con voz pausada: "Maldito sea, Tirtha , te lo has cargado." Los ojos de Tirtha se fijaron en el vacio. Dio unos pasos hacia la puerta y comentó: "Escucha, olvidare por hoy de la carrera y vamos a dar un paseo, mas bien" Nick siguió a Drescher en aquella mañana cálida y ambos empezaron a descender por la carretera de tierra. Drescher guardaba silencio. A Nick le sobrecogió un repentino pánico. Mantenia la mirada baja como si prefiriera mirarse los pies. Lo único que se escuchaba era el canto de los pájaros y los pasos de los dos hombres. Drescher rompió finalmente el silencio. "Nick, he matado a bastante gente en mi vida pero nunca había visto nada como lo que me ocurrió anoche. Disparé al tipo doce veces pero no quería morir. De hecho se levantó y salió corriendo. Tu que eres médico tal vez podrías explicarme como ocurrió tal cosa." Nick permaneció en silencio: Su mirada siempre fija en sus pies: derecho, izquierdo, derecho, izquierdo.
                                       
EL MONO EMPALADO 9


CAVAR UNA FOSA

Desde el momento en que Debra Gere se despertó  y se vio sola, supo que la historia que Chuck le había contado sobre los 50 dólares que Dan Reid le debía, no fue mas que una excusa para correrse una juerga. Se levantó de la cama encolerizada. Mientras bajaba a la cocina para preparar el desayuno de los niños, se consoló pensando que aquel no tardaría en aparecer tambaleándose y que se prepararía un te para luego irse enseguida a trabajar. Era proverbial la gran capacidad que Chuck tenia para recuperarse.
Debra vistió pues a los niños, les dio el desayuno y luego se marchó al invernadero y empezó a plantar sus flores. Pasó una hora y Chuck todavía no había aparecido.Ella empezó a inquietarse. Se quito los guantes, cepilló el polvo de su vestido, recogió a los niños y se acercó  a la casa de Kurt y Janet Cleaver. Fue él quien le abrió la puerta, mientras Debra lo saludaba con una sonrisa sardónica.
"Chuck anoche se esfumó a una fiesta en casa de Dan Reid y estoy un poco preocupada porque todavía no ha regresado. ¿Podrías darte un garbeo por allí y me lo traes?
Kurt volvió una hora mas tarde con el ceño fruncido.
"Reid dice que nunca apareció por allí,. Que el lo había llamado la noche pasada para invitarlo a subir, pero que Chuck debió cambiar de opinión ya que nunca vino.
Me dijo además que se quedó esperando hasta bien tarde y que al final se esnifó toda la coca él solo. Su  comportamiento era de lo mas raro"
Debra sintió  una tremenda debilidad.
"Tal vez se haya salido de la carretera", le dijo a Cleaver. "Tendríamos que ir a buscarlo"
Mientras que Janet se ocupaba de los niños, Deba y Kurt se fueron con el coche por la estrecha y serpentina carretera que sube hasta el Estudio del Artista: Miraron cuidadosamente todos los rincones en los que eventualmente Chuck hubiera podido salirse de la carretera y caer por la cuneta, En un par de ocasiones encontraron las trazas de las ruedas de un vehículo y Kurt se bajaba del coche para investigar. Pero todo lo que encontraron fueron lugares donde la gente había ido a tirar escombros
Cuando Debra regreso a su casa estaba ya bien entrada la la noche. Subió corriendo al dormitorio y abrió el cajón superior de la cabecera de la cama. Sacó la agenda de direcciones de Chuck y se puso a ojearla. Había muchos nombres repertoriados pero ella no era capaz de reconocer a ninguno. Soltó la agenda y se puso a llamar a sus amigos mutuos, pero nadie le pudo dar noticias . Presa de pánico, decidió finalmente llamar a la policía de Moundsville.
El agente que atendió su llamada no quiso aceptar su reclamación de desaparición, porque le dijo que el reglamento exigía hacerlo después de las 48 horas de la desaparición.
"Si pasado mañana no hay noticias de él , le volveré a llamar". No tenia otra alternativa.
Ella  siguió llamando a todos sus amigos hasta la media noche y se pasó la noche entera errando por toda la casa en el mas profundo desconsuelo. Todavia no había despuntado el alba cuando ya estaba otra vez al teléfono
Nick Tsacrios, el medico de Nueva Vrndavan, se ató los cordones de sus deportivos y salió de su pequeña caravana para empezar su diaria carrera de entrenamiento.Eran ya mas de las siete y Thomas Descher, contrariamente a su costumbre, no había llegado. Nick no sabría decir si su compañía le gustaba o le desagradaba, Solamente prefería correr acompañado esos 7 km . Pero la verdad es que Drescher no le resultaba simpático
 Tsacrios era mas bien bajo, de cuerpo musculoso,  largos cabellos oscuros que él se recogía en forma de cola de caballo. Su rostro estaba marcado por arrugas profundas, aunque estaba siempre bien vestido y parecía mucho mas joven de sus 45 años. Se graduó como médico, por la universidad de Florida, en 1977, quedando el numero 21 de una promoción de setenta y dos. Estuvo un año como practicante en la escuela de medicina interna en Jacksonville. Fue en este periodo donde se enganchó a la cocaína. Desde 1972 al 1978 estuvo inyectándose cocaína y a veces también heroína. En 1975 fue arrestado y culpado de trafico de cocaína y lo pusieron en libertad condicional durante diez años, permitiendole el ejercicio de la medicina. Se mantuvo no obstante despachando cocaína hasta que en 1977 fue arrestado, condenados  a dos años de prisión en Raiford y perdió su titulo de medico. Poco tiempo después sus amigos lo llevaron Nueva Vrtndavan, donde quedó enamorado de la vida rural. Se pasaba las horas enteras en el bosque y terminó siendo un gran experto en botánica. Fue entonces cuando se asocio con Debra Gere y juntos montaron la primera clínica de Nueva Vrndavan. Nick llegó a entablar una estrella relación con doctores del servicio de emergencia del hospital Reynols de Glen Dale, a unos 15 kms de la comuna.
Nicck estaba todavía precalentando para salir a correr, esperando siempre a Drescher, cuando sonó el teléfono. A horas tan tempranas solo podría tratarse de alguna madre con su hijo enfermo. Su predicción casi se vio confirmada cuando al otro lado del teléfono se empezó a escuchar la voz histérica y llorosa de una mujer. A Nick le costó un rato descubrir que se tratara de Debra.
"Chuck lleva dos noches sin aparecer" le anuncio entre sollozos. "Le ha tenido que ocurrir algo"
"Seguramente necesitaba un respiro y se ha tomado una pequeña vacación"  le respondió Nick.
"Ese no es para nada su estilo. Llevamos dos años juntos y nunca ha pasado una sola noche fuera, sin antes prevenirme. Esta muerto. Lo se. Lo se:"
Nick intentó reconfortarla, peor Debra no escuchaba. Ella soltó el teléfono y dejo a Nick con la palabra en la boca. Su pensamiento se dirigió inmediatamente hacia Thomas Drescher. 
Éste levaba varias semanas obsesionado con Chuck. Mientras corrían juntos lo había mencionado, se había quejado de él y lo había incluso maldecido. La querella había empezado el mismo día que St. Denis compró la parcela para su vivero. En medio de aquella propiedad se encontraba su casa a medio construir. St Denis intentó convencerlo para que se  la vendiera, pero Drescher se negó. El asunto no parecía tener mayor importancia para Chuck, pero Drescher no paraba de hablar del tema. No faltaba una sola mañana que no le sacara algún nuevo ultraje.

Comentários

Postagens mais visitadas deste blog

ISKCON Pandemônio

El Mono Empalado 11