Escucha, Canta y Acepta las Ediciones Aprobadas por Prabhupada




[El siguiente artículo apareció originalmente en el Sampradaya Sun.]

por Narasimha das

28 de diciembre 2010, EUA (SUN) -- Srila Sukadeva Gosvami ha contestado nuestras preguntas e inquietudes relativas al estatus de quienes apoyan la idea de cambiar los libros de Srila Prabhupada. Srila Sukadeva Gosvami predijo específicamente que los libros originales de Srila Prabhupada de India estaban "destinados a provocar una revolución en la vida impía de una civilización mal encaminada". Tal como fue predicho, estas ediciones exhibieron ciertas "irregularidades" de composición debido a que Srila Prabhupada permitió que un sincero pero no calificado editor terminara las pruebas en Nueva Delhi. Esto fue su misericordia sin causa hacia una alma sincera y el cumplimiento de la predicción de Sukadeva Goswami. Srila Sukadeva Goswami predijo que estos libros "los escuchan, cantan y aceptan los hombres purificados absolutamente honestos" (Srimad-Bhagavatam 1.5.11). De hecho, estas ediciones eran todo lo que teníamos al principio cuando el movimiento de Conciencia de Krishna genuino se difundía como reguero de pólvora por todo el mundo. Los devotos sinceros saborean incluso hoy esas ediciones únicas, sin quejarse jamás de las aparentes "irregularidades".

Srila Prabhupada aprobó que se hicieran cambios menores para corregir errores evidentes de la ediciones originales traídas de India. Sin embargo, estas correcciones fueron concluídas mucho antes del día de la Desaparición de Srila Prabhupada en 1977. Él aprobó algunos cambios menores en la edición completa del Gita de 1972, pero ¿por qué los editores quisieron continuar haciendo cambios después de 1977 alegando que estaban regresando a una versión del manuscrito original? Este es un argumento falso.

Srila Prabhupada bendijo y aceptó el servicio del editor original de su Bhagavad-gita Tal Como Es, edición completa, y se deleitaba leyéndolo. Es falso decir, como recientemente lo hizo un editor del BBT, que las ediciones que aprobó Srila Prabhupada están "llenas de errores". Yo soy un editor de ingles bien entrenado que ha estado leyendo cuidadosamente desde hace ecuatr odécadas las ediciones de Prabhupada previas a 1978, y me cuesta trabajo encontrarles errores aunque puedo con facilidad encontrarle errores gramaticales a casi todas las páginas de la revista Time, a textos universitarios, o al más reciente éxito literario. Srila Prabhupada mismo disfrutaba leer, citar y dar conferencias con estas ediciones, y se disgustaba cuando veía cambios editoriales no autorizados, de lo cual fueron testigos Gauridas Pandita and Yasoda Nandana y otros devotos. De manera similar, es muy perturbante para los devotos mayores que han estudiado constantemente sus libros de repente encontrar nuevas versiones de traducciones y significados que memorizaron y saborearon durante muchos años.

Además, ¿dónde está la instrucción escrita de Srila Prabhupada indicando que quería cambios en sus libros después de 1977? Al contrario, hay instrucciones escritas y grabados indicando lo opuesto.

Todo esto demuestra, por la gracia divina de Srila Sukadeva Goswami, que las personas que apoyan la idea de cambiar los libros de Srila Prabhupada no son "absolutamente honestos". No aceptan que Srila Prabhupada ni sus libros sean perfectos. Más bien, como Srila Prabhupada específicamente previno, ellos pueden estar pensando: "Ahora soy tan avanzado que puedo matar a mi guru y volverme guru" (conversación, 16 de agosto de 1976, Bombay). Esta mentalidad ofensiva, sobre la cual Srila Prabhupada nos previno, podría ser la razón por la que algunas personas harán caso omiso a todo tipo de buenos consejos y se pasarán décadas cambiando continuamente los libros de Srila Prabhupada. Lo harán no para corregir errores gramaticales sino para añadirle vericuetos al siddhanta y al sadhana, o por un simple sentido de egoísmo falso.

Hay gente que dice a veces que Srila Prabhupada y Srila Bhaktivinoda Thakur necesitaban editores de ingles porque el inglés no era su lengua materna y no estaban entrenados como editores de inglés. Este argumento es totalmente falso. Si su capacidad de composición en inglés fuera tan deficiente, ¿cómo es que pudieron componer poesía perfecta como la de Blake y Shakespeare? Quienes están familiarizados con la literatura inglesa entienden que es muy difícil componer correctamente poesía inglesa de calidad, mientras que la prosa inglesa es rerlativamente sencilla. En otras palabras, grandes poetas son primero grandes escritores. Es como decir que un corredor olímpico necesita la ayuda de un corredor dominical para portar la antorcha. Los grandes devotos a veces, por su misericordia, ocupan a correctores de pruebas y editores como sus humildes sirvientes, pero la verdad es que esos grandes vaisnavas no necesitan de ningún aditor.

La conclusión es que los grandes acharyas ocupan a los devotos en servicios específicos como editores de inglés bajo su dirección, debido a su misericordia sin causa. Sin embargo, nos debe de quedar bien claro que todo lo que Srila Prabhupada escribió ya es perfecto. En vez de cambiar los libros de Srila Prabhupada mejor deberíamos cambiar el idioma inglés, de ser necesario, para que se ajusten a sus escritos. Los devotos honestos escucharán, cantarán y aceptarán --sin editar-- las ediciones aprobadas de Srila Prabhupada previas a 1978. Y aprenderán a saborear cada palabra, tal como es.

- - - - -

Notas de Radha Krishna das

1
Disfruté muchísmo traducir este artículo. No sé quién sea Narasimha das, pero parece tener el corazón en el lugar correcto.

2
El autor de la nota señala ser un lector serio de los libros de Srila Prabhupada, y tener entrenamiento formal en el trabajo editorial. Para él es muy difícil comprender por qué se han hecho tantos cambios a los libros de Srila Prabhupada.

3
Hay dos elementos aquí que debemos considerar. Uno está relacionado con el Srimad Bhagavatam. El otro corresponde a los cambios al Bhagavad-gita Tal Como Es, que hemos estado reseñando en notas anteriores.

Cuando Srila Prabhupada llegó por primera vez a Estados Unidos, en 1965, traía consigo un baúl con ejemplares del Primer Canto del Srimad-Bhagavatam en tres volúmenes. Era una edición completada en India que luego fue sometida a una revisión editorial al reimprimirse en Estados Unidos. Aunque se le hizo tal revisión, Narasimha das argumenta correctamente que incluso la edición de India era totalmente aceptable y del agrado de personas "absolutamente honestas". Y también fue ese el caso con la edición publicada durante la presencia física de Srila Prabhupada. Entonces, ¿qué necesidad había de hacer una reedición posterior, más aun si consideramos que Srila Prabhupada nunca ordenó que se hiciera?

En cuanto al Bhagavad-gita Tal Como Es, éste se publicó por primera vez en Estados Unidos con la ayuda de un editor más competente, Hayagriva das. Para Narasimha das, este Gita también es totalmente aceptable y cualquier corrección que Srila Prabhupada le quiso hacer se implementó mientras él vivía entre nosotros. Todo cambio posterior a ello fue innecesario y una arbitrariedad.

4
Narasimha das argumenta con base en el Bhagavatam 1.5.11, que quienes han favorecido, solapado y ejecutado los cambios editoriales a la obra de Srila Prabhupada, simplemente no son honestos. Eso es obvio. Ellos han suplantado a Srila Prabhupada, han minimizado a Srila Prabhupada, han profanado la obra de Srila Prabhupada, y han desoído las instrucciones específicas de Srila Prabhupada al respecto.

La cita del Bhagavatam a la que Narasimha das se refiere dice textualmente: "Por otra parte, la literatura llena de descripciones de las glorias trascendentales del nombre, la fama, las formas, los pasatiempos, etcétera, del Señor Supremo ilimitado, es una creación distinta llena de palabras trascendentales encaminadas a ocasionar una revolución en las vidas impías de la civilización mal dirigida de este mundo. Semejantes literaturas trascendentales, aunque compuestas de manera imperfecta, las escuchan, cantan y aceptan los hombres purificados absolutamente honestos".

Por desgracia, prácticamente todos los líderes de Iskcon han sido indiferentes al escándalo de la reedición desautorizada de los libros de Srila Prabhupada. Muchos de ellos se han esforzado por presentarse como grandes devotos, pero cuando fue cuestión de defender a las vacas, a los gurukulis, a las mujeres, a los devotos enfermos, a los discípulos de Srila Prahupada desplazados, etc., no hicieron nada al respecto, pues se encontraban embobados consigo mismos. Y por esta misma razón no han levantado la voz ante la profanación de la obra de Srila Prabhupada. Su falta de honestidad se hace así evidente.

Un caso muy típico es el de Virabahu das. Su actitud hacia el Bhagavad-gita original de Srila Prabhupada ya fue documentada aquí en El Tambor. Y quizá en su caso existe un interés egoísta particular: él fue el traductor de la versión revisada del Gita no autorizada por Srila Prabhupada. Siendo ese el caso, el Gita de Srila Prabhupada le hace competencia a la versión desautorizada traducida por el Ing. Marcos Zafarani. Y Virabahu Zafarani, cuyo nombre como traductor aparece en forma estelar en cada ejemplar de la versión espuria, no puede permitir eso. Eso explica su aversión al Gita original, la que llega a niveles groseros y grotescos.

5
Narasimha das, al hacer señalamientos sobre los editores del BBT, se está refiriendo en particular a Jayadvaita Swami, aunque no lo menciona de nombre. Para mí, Jayadvaita es como un Michael Jackson de cuestiones editoriales. Asi como Jackson se hacía más y más cirugías plásticas para verse mejor llegando a niveles enfermizos, así Jayadvaita va por cambios y más cambios cosméticos de los libros de Srila Prabhupada con un afán patológico.

6
Y lo anterior nos deja ver la postura tan irresponsable de la GBC a partir de 1978, pues no ha sido capaz de preservar con integridad el legado de Srila Prabhupada. En vez de eso ha permitido que todo tipo de mentes desaseadas hagan lo que se les viene en gana, ya se trate de cambiar los libros de Srila Prabhupada, de proclamarse acharya sucesor, de hacerse pasar por gran devoto pero vivir como karmi acaparando riquezas, de no cumplir órdenes de Srila Prabhupada en proyectos como el Bhaktivedanta Institute, de permitir que decaiga la distribución de libros, etc.

7
Narasimha das dice que más bien el idioma se debe ajustar a las enseñanzas de Srila Prabhupada, en vez de intentar que la obra literaria de Srila Prabhupada se adapte a normas menores de la lengua y los caprichos de algún editor acomplejado. Lo anterior no es una actitud fanática. Personajes importantes de la historia han forzado cambios idiomáticos para que sus ideas puedan ser expresadas.

Para no ir muy lejos, tenemos el caso del Dr. Sigmond Freud, quien introdujo los conceptos de preconsciente, ello, yo y superyo, y sin considerarse un gran literato tuvo un gran impacto en el mundo.

Srila Prabhupada presentó términos poco comunes como "complacencia de los sentidos", "ego falso", "concepto material de la vida", etc. Y no olvidemos los términos "Hare Krishna" y "Krishna". En ese contexto, es más relevante que el idioma se ajuste al acharya que esclavizar al acharya con el idioma.

Comentários

Postagens mais visitadas deste blog

ISKCON Pandemônio

El Mono Empalado 11