Jayadvaita se me Sentó en las Piernas

Jayadvaita, izquierda, "pegadito" al abusador infantil de Vrindavan, Danurdhara "swami".

(Esta nota es la traducción de un texto que escribí en inglés, en mayo de 2000, y que fue publicado por la revista Internet contestataria PADA. --rk.)

Por Radha Krishna das

Leí una nota recientemente publicada en PADA y en VNN, y me enteré que Jayadvaita Swami ha recibido la comisión de visitar templos de India para reanimar el tambaleante sistema de gurus de Iskcon (*). Como todos sabemos, este sistema de gurus ha quedado devastado por certificar a homosexuales depredadores como gurus genuinos de la tradición Vaisnava Gaudiya. Mientras leía esa nota quedé sorprendido por lo irónico de esta comisión, pues me hizo recordar un caso muy perturbador de mis tratos personales con Jayadvaita.

Este incidente ocurrió un día en la primavera de 1989, cuando yo era el administrador de la Oficina del BBT en Los Angeles. Estábamos estrenando Trustee, Isvara (todavía) Swami, quien compartía responsabilidades de supervisión con Jayadvaita, y los tres habíamos tenido una reunión esa mañana en mi oficina para discutir varios asuntos del BBT. Cuando terminaba la reunión, Jayadvaita --muy efervescente-- se levantó y anunció en voz por demás chillona y afeminada: “Okay chicos, fue una gran reunión”. Un segundo después empezó a acercarse a mí dando unos pasitos bizarros tipo ballet, y terminó sentándose en mis piernas. Se imaginarán lo repulsivo que esto me pareció. De inmediato comencé a pegarle en las costillas para obligarlo a alejarse. “Mariquita” es la palabra que mejor describe esa conducta suya.

Nunca fuimos amigos cercanos, y aunque lo hubiéramos sido esta conducta hubiera sido de todos modos preocupante. Amigos, había que estar allí para verlo con sus propios ojos. La impresión que esto me dio entonces, y hasta la fecha, es que este incidente fue producto de su subconsciente. La gente normal heterosexual --devotos y no-devotos-- no cae en semejantes mariconadas. Estos incidentes simplemente no les ocurren. (La gente normal tampoco busca que jovencitos les den masajes, como lo hacía Kirtanananda.)

--Malo, malo. Te voy a dar pellizcos y cachetadas.

Luego, cuando le conté de este incidente a ciertos devotos, dijeron que ellos también habían notado varias conductas afeminadas en la conducta de Jayadvaita, y nos pusimos a bromear que si llegábamos a estar de nuevo cerca de él, nos pondríamos libros, cazuelas o floreros en las piernas para evitar que nos brinque.

Quizá Jayadvaita no sea un homosexual latente, pero quiero señalar que si va a asumir el papel de “guardián del sampradaya” con su viaje a India, primero debe dar un paso al frente y declarar francamente cuál es su posición (y esto no es un albur) en relación con el tema de la homosexualidad dentro de la “sucesión discipular” de Iskcon. Y más importante, que lo diga en relación con India --donde han ocurrido incontables casos de perversiones bajo la dirección de los líderes actuales allá. De lo contrario, sólo estaremos viendo un caso más de conflictos de intereses en las conflictivas políticas de Iskcon. Y esas políticas llenas de intereses creados son las que sustentan el sistema cerrado y corrupto de poder en la estructura de Iskcon.

(En el contexto de esta nota, ya se hace fácil entender la conducta de Jayadvaita hacia Madhuvisa das --reportada aquíen El Tambor--, de pegarle, arañarlo y darle pataditas, pues estaba enojada.)

~ ~ ~ o ~ ~ ~

(*) La comisión a Jayadvaita Swami de visitar templos de India --para apuntalar el sistema oficial de gurus de Iskcon-- se dio de la siguiente manera:

El 22 de mayo de 2000, Jayadvaita le escribió una carta a la GBC informándole que de ninguna manera iba él a aportar los 500 dólares que le solicitaban para un fondo legal con el que combatirían a los ritviks de Bnagalore y su líder, Madhu Pandit das.

Jayapataka Swami le respondió a Jayadvaita el 24 de mayo, opinando que en vez de mandar su aportación de 500 dólares, sería mejor que fuera a Bangalore y predicara allí en contra de los ritviks, ya que la situación se estaba saliendo de control y éstos eran cada vez más radicales y polarizados.

Jayapataka dice allí que los ritviks (o sea aquellos que no querían seguir la farsa del sistema de gurus de Iskcon) "han estado predicando su doctrina venenosa, distribuyendo propaganda anti-Iskcon y anti-GBC, controlando la vida de devotos inocentes para cumplir sus fines políticos y avaricia por el poder, y cometiendo innumerables otros abusos de confianza".

Jayapataka hace la observación que una visita anterior de Jayadvaita "tuvo efectos sorprendentes en muchos devotos, aunque no se hubiera notado cuando estuviste allí. Algunas personas abandonaron la facción de Madhu Pandit das después de esa visita tuya. Por eso creo que [tu nueva visita] será una contribución mayor que la aportación que te pidió la GBC".

Esa es la comisión que recibió Jayadvaita a la que nos referíamos al principio de esta nota. ¿Cuál es la situación 10 años después? 1) Jayadvaita tiene muchos más discípulos que los 3 que tenía en mayo de 2000. Incluso uno de ellos ya también es guru. 2) Los ritviks no quedaron impresionados por la prédica institucional de Jayadvaita y ahora están más fuertes que nunca. 3) La GBC y Jayapataka siguen predicando las bondades de su sistema de gurus a pesar de las innumerables inconsistencias que se siguen evidenciando hasta la fecha.

Comentários

Postagens mais visitadas deste blog

ISKCON Pandemônio

El Mono Empalado 11